APRENDIENDO A APRENDER. Del serial: Cómo ser Gerentes. Autor: El Adobero

Aprendiendo a Aprender. Google images

Continuamos con el siguiente artículo del serial de Cómo ser Gerentes. Ahora con algo muy importante: el proceso de aprendizaje.


Para aprender se necesita tener ganas de aprender, no es solamente de hecho de adquirir conocimientos, es hacerlos nuestros y utilizarlos, para nuestro provecho y el de los demás…


QUÉ ES APRENDER

 

Consciente o inconscientemente siempre estamos aprendiendo, constantemente adquirimos conocimientos nuevos o actualizamos los que ya tenemos. No siempre son conocimientos relacionados con nuestra actividad cotidiana o profesional, sino que cualquier cosa o situación que observamos nos transmite características que vamos haciendo nuestras.

Mediante la reflexión sobre estas características que hacemos nuestras obtenemos vivencia y sabiduría.

Si esos conocimientos los aplicamos a situaciones reales en nuestra vida estaremos dentro de un proceso de constante desarrollo y se verá reflejado en las acciones que realicemos.

Aprendemos como personas y como familia, como organizaciones y como sociedad. En este proceso involucramos nuestras capacidades intelectuales y afectivas, las cuales pueden ayudar o inhibir ese proceso de aprendizaje.

MODELOS MENTALES

 

Todos tenemos un modo particular de ver al mundo de acuerdo a nuestra percepción, nuestra reflexión, juicio o marco de referencia. Estos son los modelos mentales que conforman nuestra forma de actuar. Simplemente nos hacen como somos.

Los modelos mentales determinan qué y como vemos, cómo pensamos y actuamos, como procesamos nuestras percepciones.

Están siempre incompletos, nunca satisfacen nuestro deseo por aprender más. Éstos influencian los resultados que tenemos y de acuerdo a esos resultados, nuestros modelos se refuerzan constantemente. La mayoría de las veces esos modelos permanecen como experiencias que aplicaremos en el futuro.

PROCESO DE APRENDIZAJE

 

Aprender implica varios procesos que se tienen que desarrollar con disciplina y constancia. Para aprender se necesita tener ganas de aprender, no es solamente de hecho de adquirir conocimientos, es hacerlos nuestros y utilizarlos, para nuestro provecho y el de los demás.

Conocimiento

Primeramente vamos a adquirir conocimientos, ya sea mediante la educación formal en las aulas con algún maestro, en la escuela o en la universidad. Desde conocimientos simples y básicos hasta conceptos tan complejos y difíciles de comprender que al paso del tiempo, consciente o inconscientemente los vamos olvidando.

Con el paso del tiempo vamos adquiriendo otros conocimientos que no son los que nos impartieron en las aulas, los conocimientos de nuestra propia vida, nuestras experiencias, buenas y malas, los valores familiares, la fortaleza de las buenas amistades, de los amores y desamores, y muchos, muchísimos más.

Reflexión

Los conocimientos se tienen que razonar, reflexionar, distinguir e integrar, hasta hacerlos nuestros.

Los conocimientos por sí mismos no significan aprendizaje, son solamente un primer paso del proceso. En muchos casos hay que ponerlos en duda para poder comprenderlos. Los ejercicios de deducción son muy útiles para digerir los conocimientos.

La velocidad con que se dan los hechos en estos tiempos, nos hace difícil darnos oportunidad para reflexionar sobre los conocimientos adquiridos. Si queremos realmente seguir un proceso de aprendizaje la reflexión en un paso obligado para logarlo.

Aplicación

Tener conocimientos y simplemente coleccionarlos sin llevarlos a la práctica, es parte de los muchos tiempos perdidos de nuestra vida. Lo que realmente tenemos como sólidamente aprendido es lo que practicamos constantemente.

Es el caso de mi vida personal, hace algunos años me propuse se estudiar inglés, tomé cursos regularmente en un instituto especializado, logrando llegar hasta nivel de avanzados, no obtuve el reconocimientos del. TOEFL por un cambio repentino en mi vida profesional. Poco a poco fui perdiendo la habilidad para hablar y escuchar en inglés, sin embargo la habilidad de comprensión de la lectura, al seguir leyendo textos en inglés, la conservé. Pasaron los años y la falta de práctica repercutió en una pérdida casi total de ese aprendizaje.

Hubo otro tipo de conocimientos que fui consolidando con la práctica entre ellos el autoaprendizaje de Gerencia de Proyectos, algunos conocimientos básicos teóricos, y otros, la gran mayoría, que se consolidaron con su aplicación en la vida real.

Hay un dicho que en mi niñez escuchaba mucho de mi padre y lo he aplicado en el camino de mi vida: “La práctica hace al maestro”.

Mejora

La experiencia en la aplicación de muchos de los conocimientos adquiridos nos induce, paulatinamente, a encontrar mejores formas o procedimientos para realizar acciones relacionadas con esos conocimientos. Proponer mejoras u otras soluciones, consolidan y hacen mejores los conocimientos adquiridos.

Traducir los conocimientos a nuestra forma de vivir o hacer, asegura la permanencia de lo aprendido.

Actualización

Algunos autores dejan el proceso de aprendizaje hasta el hecho de mejorar los conocimientos aprendidos, sin embargo en estas notas que comparto con ustedes, me permito agregar los siguientes procesos al proceso de aprendizaje: primeramente la actualización.

Una persona activa en su proceso de aprendizaje, es una persona inquieta por investigar nuevas actualizaciones en sus conocimientos, no debemos dejar todo al autoaprendizaje, y más en estos tiempos cuando los medios electrónicos nos permiten contar con un universo casi infinito de conocimientos a nuestro alcance, debemos tener la ambición o afición a investigar lo nuevo, hacer nuestras las experiencias de otros nos ahorra tiempo, esfuerzo y nos hace más eficientes en nuestro camino diario.

Enseñanza

Mi vida personal y profesional me ha enseñado que además de aplicar, mejorar y actualizar lo aprendido, lo que mayores resultados me ha dado en mi proceso de aprendizaje es enseñar a los demás lo poco o mucho que he aprendido.

Preparar clases, conferencias o cursos, pone tu mente en un estado máximo de alerta para satisfacer las inquietudes, dudas y cuestionamientos de tus alumnos, esto consolida y reafirma tus conocimientos.

La enseñanza es un proceso de aprendizaje de alta calidad, “Aprende más el maestro que los alumnos”

ACTITUDES LIMITANTES PARA EL APRENDIZAJE

Algunos modelos mentales negativos o predisposiciones limitan nuestra posición inicial para aprender nuevos conocimientos. Muchas veces por estados anímicos contrarios a un proceso de aprendizaje u otras, por una autoevaluación ególatra elevada con una autosuficiencia intelectual que te hace menos dispuesto a aprender.

Algunos ejemplos de estas frases o actitudes limitantes del aprendizaje son:

“Ya lo sé”

Eso ya lo sé, no me va a beneficiar en nada lo que me están enseñando…

 

“No sirvo para eso”

No tengo cualidades para eso, mis características son para otra cosa, no tiene caso…

 

“No autorizo al otro para que me enseñe”

Yo sé más que el maestro, el expositor no tiene capacidad para enseñar…

 

“Así he hecho las cosas siempre”

No tengo por qué cambiar, siempre me ha funcionado mi forma de trabajar, para qué le cambio, no vaya a ser que se eche a perder mi forma de trabajar…

 

“No tengo tiempo”

Tengo asuntos más importantes por atender, ¿para eso voy a perder mi tiempo?…

Esta actitud es de las más comunes para negarse a adquirir nuevos conocimientos. Sentir que nuestro tiempo actual está limitado por el universo de actividades que realizamos o por lo complejo de cómo hacemos las cosas, es una actitud de nuestros tiempos. O simplemente es la excusa más directa para no aprender…

 

“Eso no tiene aplicación en lo que hago

No tiene aplicación en mi vida, no tengo para qué aprenderlo, no me interesa…

 

“Las cosas no funcionan así”

Eso no es verdad, las cosas no funcionan así, yo lo hago mejor de la otra forma, eso no

 

“Tengo miedo a decir “no sé” o “no entiendo”

¿Qué van de decir de mí? Voy a parecer tonto. A mi edad me da vergüenza. Si pregunto, se van a burlar de mí…

 

“Yo entré a este curso por el diploma, no porque me sea útil lo que van a enseñar”

Muchas veces sucede que participamos en procesos de capacitación por el valor curricular o por el diploma que van a entregar al terminar, no por el valor de los conocimientos que ahí se impartirán. Esta prioridad no favorece en nada nuestra disposición para un buen aprendizaje…

 

“A mis años, ya lo sé todo, no tengo nada qué aprender”

Esto es el falso orgullo del sabiondo. Ya tengo todos los títulos académicos habidos y por haber. Los demás son unos tontos. ¿Ya para qué?

ACTITUDES POSITIVAS PARA APRENDER

 

Mostrar Entusiasmo

Lo primero: tener ganas de aprender. Mostrar ilusión por adquirir nuevos conocimientos. Motivar a los demás.

 

Tener actitud mental positiva

Estar convencido de que lo que vas a aprender te va a hacer mejor. Tener seguridad en ti mismo para aprender.

 

Evitar ser ofensivo

Un complejo de superioridad te lleva a ofender a los demás.

Evita actitudes discriminatorias, homofóbicas y despectivas hacia los demás.

La persona realmente sabia no ofende, ayuda y apoya a los demás.

 

Evitar generalizar para corregir

Una actitud dañina al proceso de aprendizaje es exhibir a los demás y generalizar sus deficiencias en público. El buen maestro o compañero es aquél que ofrece su apoyo a los demás que muestran alguna problemática en su proceso de aprendizaje.

 

Fomentar la disciplina

Exigir respeto implica, primero, tener respeto hacia los demás. Cuidar el lenguaje, la actitud, el tono de voz es lo primero para obtener disciplina.

La puntualidad, el orden, el cumplimiento de objetivos y tareas, forman parte de la disciplina que debemos tener en el proceso de aprendizaje.

 

Fomentar la confianza

Es muy importante generar confianza entre los compañeros, motivarlos a compartir su camino en el aprendizaje. Saber que cuentan contigo para cualquier situación. Eso da confianza. Eso genera conciencia de grupo que comparte el momento más importante en ese momento, aprender.

 

Fomentar la colaboración

Ayuda con ejemplos positivos y sencillos la aplicación de lo que se está impartiendo. Colabora con los demás. Participa en la integración de equipos de trabajo. Identifícate con tu grupo.

 

Fomentar la automotivación

En todo proceso se presentan momentos de dificultad, todo se hace cuesta arriba, difícil, cansado. Sin embargo, tienes que anteponer tu orgullo y mostrar de lo que eres capaz.

Sí puedo. Lo que vale la pena cuesta trabajo. Después de esto, seré mejor. Lo voy a lograr para que mis seres queridos se sientan orgullosos de mí.

Ayuda en la motivación de tu grupo.

HERRAMIENTAS PARA EL APRENDIZAJE.

Todos hemos utilizado algunas herramientas que nos han ayudado en nuestros procesos de aprendizaje, desde los resúmenes tradicionales, los cuadros sinópticos, y los tan útiles acordeones. Cuando nos preparábamos para presentar algún examen, recurríamos a esas herramientas que al estar elaborándolas y pensando qué era lo que los maestros nos podría preguntar en los exámenes nuestra mente se abría a los conocimientos y a la hora de la verdad con sólo recordar es cuadros ya teníamos resuelto gran parte de los exámenes.

Mapas Mentales

Recientemente he descubierto otra herramienta que me ha parecido de gran utilidad. En una ocasión que visitaba a mis nietas vi que la más chiquita estaba utilizando lo que me dijo eran los mapas mentales, me explicó cómo los hacía y cómo los memorizaba y realmente me entusiasmé a utilizarlos.

La única observación de mi forma de trabajarlos es empezar a elaborarlos a partir de la idea principal en el centro e ir desarrollando los conceptos a partir del eje vertical y en el sentido de las manecillas del reloj, o sea a partir del eje vertical hacia abajo y a la derecha.

En seguida les muestro dos gráficas, la primera del concepto general de cómo podemos elaborar un mapa mental y la segunda el mapa mental del tema del presente artículo.

Mapas Mentales. Google images
Mapas Mentales. Google images

 

Mapa Mental Aprendizaje. Imag José Pío X Salgado
Mapa Mental Aprendizaje. Imag José Pío X Salgado

Espero que el presente artículo te motive para aprender y seguir aprendiendo constantemente.

En los subsecuentes artículos continuaremos con los temas de Cómo ser Gerentes.


Participa con tus comentarios abajo en este mismo espacio.

Date la oportunidad de enviar lo que produce tu pensamiento a:

adobero21@gmail.com
salgadoconsultoressc@gmail.com

¡Hasta el próximo artículo!

Related posts

Deja un comentario