REFLEXIÓN SOBRE EL HUACHICOL Y LOS HUACHICOLEROS. Autor: Julio Díaz Reyes

El Huachicol y los Huachicoleros. Imag poblanerías. Google images

Reflexionar en que el tema huachicol no es nuevo, nuevo es el gobierno mexicano encabezado por un presidente determinado en sanear nuestro patrimonio nacional…


Julio Díaz, nos invita a reflexionar acerca de uno de los problemas más sentidos por los ciudadanos, el huachicol, un espejo que refleja el grado de deterioro de las estructuras sociales, políticas y económicas de nuestro México…


“parece increíble, pero acá hay veces que los honestos tienen que dar más explicaciones que los corruptos”

René Favaloro (cardiocirujano)

Reflexionar sobre temas de actualidad, es importante, pero más importante cuando la temática nos atañe socialmente y afecta el patrimonio de un país a causa del abuso “soberano”, si acotáramos la gobernanza y la gobernabilidad en el país, para referirnos a los servidores públicos que dedican su tiempo, esfuerzo y trabajo ¡voluntariamente! Podríamos hablar de democracia, justicia y respeto. Pero no es nuestro caso “revolucionario”.

En esta ocasión reflexionemos algunas definiciones y significado del sustantivo huachicol.

“La palabra huachicol deriva de los Huachichiles o Huaches, una etnia emparentada con los huicholes, también conocida como Cuaches o Guaches, que significaba originalmente “los colorados” pues pintaban sus cuerpos de color rojo (Amador 1887)…. Éste es el mismo origen de la palabra huachinango que identifica al pargo rojo…. Por otra parte, acorde a los estudios de Arturo Ortega Morán, escritor mexicano especializado en el origen de las palabras y expresiones del castellano, la palabra huachicol proviene del latín “aquati”, que significa aguado……. Actualmente la palabra huachicolero se utiliza para denotar a una persona dedicada al robo, traslado ilegal y venta de hidrocarburos…”

https://es.wikipedia.org/wiki/Huachicol

Pemex inmerso en un grave y perturbador escenario criminal. Imag Angulo 7. Google images
Pemex inmerso en un grave y perturbador escenario criminal. Imag Angulo 7. Google images

Basta citar el prólogo escrito por la periodista Carmen Aristegui F. (octubre 2011) en el libro “El Cartel Negro”, Ed. Grijalbo, de la periodista Ana Lilia Pérez, en él se lee lo siguiente: “…descubrió que entre 2001 y 2011, Pemex fue objeto de más de 40 mil “incidentes”. Durante ese periodo, el jurídico de la paraestatal presento 2 mil 611 denuncias por ordeña y tomas clandestinas, pero solo 15 concluyeron en sentencia…… Ana Lilia Pérez muestra a Pemex inmerso en un grave y perturbador escenario criminal…”

Reflexionar en que el tema huachicol no es nuevo, nuevo es el gobierno mexicano encabezado por un presidente determinado en sanear nuestro patrimonio nacional. Difícil plan, y más difícil vencer los obstáculos de los detractores políticos que hoy se desgarran las vestiduras, con el fin de desacreditar las acciones contra la corrupción fundada por anteriores gobiernos, de los delincuentes inmiscuidos y de los ciudadanos discrepantes con la realidad, escudados en el anonimato de las redes.

Es, de elemental principio, entender que la oposición política debe participar atenta a sus principios doctrinarios. Sin embargo la decadencia en su actuación, obedece actualmente más a intereses cicateros y económicos que a los de participación ciudadana. Que tampoco reconocen ni les parecen otras acciones como: el aumento al salario mínimo a niveles nunca antes vistos, el dinero que se está entregando a los campesinos para que trabajen sus tierras, el aumento al doble de la pensión a adultos mayores, las becas a los más necesitados, el equipamiento y los medicamentos al sector Salud, la capacitación y contratación de personas desocupadas.

Tampoco les parece, que el actual Presidente Andrés Manuel López Obrador les haya quitado la Pensión millonaria a los expresidentes, que les haya bajado el sueldo a todos los políticos y altos funcionarios, que les haya quitado el servicio médico particular, que les quito todo los carros de lujo, choferes y escoltas; que haya corrido a todos los familiares y amigos de políticos que cobraban mucho dinero y nunca se presentaban a trabajar. Tampoco les parece una Guardia Nacional para desmantelar a bandas criminales, protestan que se acabe el negocio huachicolero y que se recuperen las refinerías que abandonaron los gobiernos anteriores. Tampoco les parece que el Presidente López Obrador siga recorriendo todo el país para conocer la problemática local y difundir personalmente los programas sociales y avances del país.

Reflexionar en la cuestión ¿Que hacer para cumplir el mandato ciudadano? al que estamos obligados cívicamente, pero que se nos olvida. Acostumbrados a vivir en una “economía de la dadiva” y un hartazgo de calumnia y envidia. Por fin hay oportunidades para servir y no exactamente para servirse de lo ajeno, porque el erario público es para aplicarse en el gasto público, no para profanar su propósito.

La educación desde la familia. Imag hacerfamilia. Google Images
La educación desde la familia. Imag hacerfamilia. Google Images

Para que un país se desarrolle y la sociedad crezca culturalmente es necesario asistirse de la educación desde la familia y de una instrucción de calidad en todas las escuelas. Pero la realidad es, que en nuestro país la detracción “política” se nota en lo paupérrimo de la arenga legislativa, del mal habido oficio de algunos medios, del desgaste inútil en las redes sociales y más aún, del rumor cotidiano exiguo de conocimientos y fundamentos, para tratar positivamente temas de interés nacional.

Hay que reconocer y felicitarnos de la conducta respetuosa observada en la tortuosas filas para conseguir gasolina, grata lección para valorar los combustibles, pero sobre todo para valorar la civilidad y la convicción de que la unión hace la fuerza y hoy cualquier sacrificio será retribuido por la respuesta de una gobernabilidad proba, que dependerá de nuestra participación en todo, con el máximo valor que puede practicar un ser humano ¡El Respeto! a nuestras instituciones, a nuestras familias y a nosotros mismos!.

 

 

Mexicanos despertemos y tomemos la palabra y compromisos del Presidente, exijamos cumplir y hacer cumplir su cometido, pero con participación decidida como verdaderos ciudadanos, acabemos con el paternalismo y la impunidad. La mejor defensa será el ataque a la corrupción ¡desde la familia!

JJDR/AEIPN/QRO 04MARZO 2019

 

 

Participa con tus comentarios abajo en este mismo espacio.

Compártelo con tus amigos y así integraremos una comunidad pensante y positiva.

Date la oportunidad de enviar lo que produce tu pensamiento a:

pioxsalgado@eladobero.com
adobero21@gmail.com

¡Hasta el próximo adobe!

Related posts

One Thought to “REFLEXIÓN SOBRE EL HUACHICOL Y LOS HUACHICOLEROS. Autor: Julio Díaz Reyes”

  1. Anónimo

    EL ERARIO SIEMPRE ES PÚBLICO

Deja un comentario