REFLEXIÓN GENERACIONAL, MÉXICO 2018. (2/2). Autor: Julio Díaz Reyes

Guerra de 1810. Imag nepomexicanismos.com. Google images

La guerra de 1810 redujo la agricultura y ganadería a la mitad, la minería a una tercera parte y dañó seriamente la naciente industria…


Julio Díaz nos comparte una reflexión muy amplia sobre las condiciones políticas y sociales que impactaron en nuestro México y un la forma de vivir del siglo XIX y principios del siglo XX.


“No se puede atravesar el mar simplemente mirando el agua”
Rabindranath Tagore

Reflexionar en ¿Cómo es que hemos llegado hasta aquí? Contra la voluntad de nuestros conquistadores, los de antes y los de ahora. Al menos a partir del momento en que quisimos ser libres e independientes. Ocasión de coincidencias universales, que trastocaron nuestra identidad para dar paso a una nueva raza libre y vislumbrar el futuro del país que como legado generacional deseamos.

Reflexionar acerca de los últimos 50 años, desde 1968 hasta 2018, diez lustros que dan cabida a dos generaciones humanas, dos generaciones de mexicanos. Era de inconcebibles cambios sociales, tecnológicos, antropológicos, económicos y políticos. Tema que para México con globalización, neoliberalismo, economías emergentes, con TLC´s, o Revolución Industrial 4.0, se plasma perfectamente en el ámbito universal. Reflexionar detenidamente, en 4 épocas de vida de la sociedad nacional Mexicana: entre1808 y 1857; 1857 y 1910; 1910 y 1968; 1968 y 2018. Si 4 periodos de aproximadamente 50 años cada una.

Entre 1808 y 1857.-

 

Reflexionar un gran suceso de España en 1808, que promovió reacciones revolucionarias en los países conquistados por la corona española “la invasión napoleónica a España en mayo de 1808, seguida por las abdicaciones de los reyes Carlos IV y Fernando VII y el ascenso al trono de José Bonaparte, llevaron a los españoles a luchar por su independencia en contra de los franceses ya que no aceptaban semejante imposición. Por tales acontecimientos, en las colonias de América, se causó una gran conmoción por sus implicaciones políticas: los criollos consideraron que el momento era propicio para buscar la independencia….. José de Iturrigaray se sumó a la propuesta de los criollos del Ayuntamiento que eran encabezados por Francisco Primo de Verdad, ya que los españoles avecindados en la Nueva España querían destituirlo. Frente a la posibilidad de que los criollos pudieran proclamar la independencia, los españoles avecindados en la Nueva España se opusieron y el 15 de septiembre de 1808 dieron un golpe: aprehendieron al virrey y encarcelaron a Primo de Verdad, quien días después amaneció muerto. Con esto fracasó el primer intento por alcanzar la independencia.” (http://kenyamesino.blogspot.com/2015/06/historia-inicio-de-independencia-de.html)

(Aunque muchos creerán que el primer movimiento para conseguir nuestra independencia de España, fue el de Don Miguel Hidalgo, esto no es correcto. El primer movimiento independentista de México ocurrió 245 años antes que el de 1810, y fue liderada ni más ni menos que por los hijos de Hernán Cortés, especialmente por Don Martín Cortés Zúñiga, en 1565; y el segundo intento fue en 1808 promovido por Francisco Primo de Verdad; N del T)

La guerra de 1810 redujo la agricultura y ganadería a la mitad, la minería a una tercera parte y dañó seriamente la naciente industria. La guerra de independencia en la Nueva España se sitúa en el periodo en el que el capitalismo se expandía por todo el globo “La historia de las décadas de guerras coloniales, que se prolonga durante todo el siglo XIX; levantamientos contra Francia, Italia, Inglaterra, y Alemania en África; contra Francia, Inglaterra, Holanda y los Estados Unidos en Asia; contra España y Francia en América, es la larga y tenaz resistencia de las viejas sociedades autóctonas contra su exterminio y proletarización a manos del moderno capital, lucha de la que finalmente surge el capital como vencedor en todas partes.” (R. Luxemburgo: Introducción a la Economía Política)

La independencia no se tradujo en la constitución de México como nación ni en el surgimiento de un Estado nacional centralizado y eficiente; Había una extrema fragmentación del poder, de la sociedad y de la economía. Se había roto con la dominación de la Corona Española pero no se habían destruido sus cimientos: clero, aristocracia virreinal y despotismo tributario.

Los primeros gobiernos de México acudieron a la deuda pública interna y externa y a los impuestos sobre productos de importación y exportación para obtener recursos para su desarrollo. En 1833 el gobierno liberal intentó, por primera vez la incautación de los bienes del clero y limitar su poder pero los liberales fueron derrocados por el ejército ésta y otras veces más. A pesar de este desorden político, para 1842 ya había 57 fábricas de hilados y tejidos en el país.

Tratado de Guadalupe Hidalgo 1848. Imag muyeducativo.com. Google images
Tratado de Guadalupe Hidalgo 1848. Imag muyeducativo.com. Google images

Mientras tanto, intervenciones y presiones constantes lograron la anexión de Texas a los EEUU en 1846. En 1847 Estados Unidos declaró la guerra a México que costó 50 000 muertos y la pérdida de más de la mitad del territorio. Respecto a esto, tanto Engels y Marx se alegraban del avance del capitalismo porque iba poniendo las bases para la revolución comunista.

En 1854, la alianza con los pequeños propietarios, campesinos pobres, y trabajadores indígenas, negros y mulatos, con Gómez Farías a la cabeza, permitió a los liberales derrocar a Santa Ana quien había sido derrotado frente a Estados Unidos y que mantenía los privilegios de la vieja clase aristocrática, clero, ejército y de algunos sectores de la burguesía oligárquica. El 1º de marzo, con Ignacio Comonfort en la presidencia lanzan el Plan de Ayutla, incorporándose Juárez, Ocampo, Mata y otros liberales y ofrecen elaborar una nueva constitución que reafirme una República Representativa Popular. Esta insurrección de Ayutla, marca el fin del periodo anárquico y la concretización del primer Estado propiamente nacional en el país. En 1855 se expidió la Ley Juárez para restringir los privilegios a través de la supresión de tribunales especiales y por tanto de la injerencia del clero y del ejército en la administración de justicia civil.

Durante este periodo, el capitalismo llega a ser el régimen económico predominante en todo el mundo. En este contexto, el grupo liberal veía la necesidad de impulsar la agricultura a través de la mediana propiedad privada capitalista por lo que en 1856 promulgan la Ley Lerdo de desamortización de la tierra y en 1857 una nueva Constitución con el decreto de separación del Estado y de la Iglesia y las libertades de propiedad, trabajo, culto, y tránsito.

En reacción, se produjeron sublevaciones de comunidades indígenas para protestar contra el despojo brutal y sangriento de sus tierras. Los liberales, que con Benito Juárez a la cabeza (supuesto defensor de los indígenas) ponían la igualdad del individuo como principio de la sociedad, reprimieron sin piedad las rebeliones mostrando que el término igualdad según la sociedad civil significa diferenciar entre los explotadores privilegiados y los explotados tratados peor que animales.

Los liberales sofocaron salvajemente las rebeliones indígenas pero no pudieron detener la reacción de la Iglesia y de los terratenientes conservadores obligados a vender sus tierras y a perder poder, con lo que se desató la guerra civil de 3 Años en 1857 a pesar de lo cual en este periodo las Leyes de Reforma cobraron rango constitucional. Esta “Guerra de los Tres Años” culmina con el triunfo de los liberales.

 

Entre 1857 y 1910.-

 

Benito Juárez. Google images
Benito Juárez. Google images

Reflexionar en el año 1857, es reflexionar en la era de La Reforma, y en que la vida independiente se inicia con grandes dificultades por lo que la implantación del capitalismo fue lenta, difícil y sangrienta.

En el contexto internacional en que las burguesías europeas competían para expandir sus dominios, tocaron nuevamente a México. La suspensión del pago de la deuda externa, decretada por el gobierno de Juárez en 1861, proporcionó a Napoleón III el pretexto para avanzar en sus pretensiones expansionistas en América Latina donde intentaba construir un imperio para ampliar sus mercados, para detener el avance de los Estados Unidos y eliminar la influencia de Inglaterra en estos territorios. Napoleón logró involucrar a la Gran Bretaña y a España contra México exigiendo el pago de la deuda. Rivalidades surgidas entre los aliados resultaron en el retiro de las fuerzas de España e Inglaterra pero Francia con la ayuda de los conservadores, que querían recuperar el poder, logró ocupar parte del territorio mexicano y establecer una monarquía. Las necesidades de reformas eran tan evidentes, que el emperador Maximiliano de Austria no sigue una política conservadora sino liberal moderada pero el Estado mexicano aun así lucha contra la invasión. La corona resultaba muy costosa a México pero también a Francia que prefirió retirar sus tropas para preparar una confrontación contra Prusia y enfrentar protestas estudiantiles en Paris, lo que permitió que el ejército mexicano derrotara a las restantes fuerzas del emperador, quien es fusilado en 1867.

Los gobiernos de Benito Juárez (1861-72) y de Lerdo de Tejada (1872-76) se caracterizaron por la instauración de un Estado fuerte y centralizado y la continuación de la redistribución de la tierra. La nueva era en la cual el orden positivo vendría a sustituir al orden teológico y al desorden metafísico. En 1867, Juárez llamó a Gabino Barreda para redactar un plan educativo, dada la importancia de introducir la ideología burguesa desde la escuela, para mantener a la mayoría de la población conforme y pasiva ante su situación natural de explotación bajo el lema “Orden y Progreso” del Positivismo de Augusto Comte. (http://es.internationalism.org/cci-online/201003/2793/el-periodo-de-la-reforma-en-mexico-en-el-siglo-xix-la-consolidacion-del-estado)

 

Porfirio Díaz. Google images
Porfirio Díaz. Google images

El gobierno de Porfirio Díaz, se inició en 1876, tras derrocar al gobierno de Sebastián Lerdo de Tejada, a través de un triunfo militar.

La base ideológica más importante del porfirismo, siguiendo a Benito Juárez fue el Positivismo, corriente filosófica, sociológica e histórica que surge en el siglo XIX, en Francia con August Comte y Emile Durkheim, en Inglaterra con Herbert Spencer, entre otros.

El positivismo es una ideología conservadora que tiene como fin el establecimiento de un “orden” en la sociedad… La sociedad tiene que estar por encima de los intereses de los individuos… “Una cultura elitista, afrancesada y profundamente avergonzada de nuestra tradición indígena, fue la cultura de la elite, que se recreaba en una pretendida modernidad de la cual habían sido excluidos la mayoría de los mexicanos.” (Martínez Lira, El porfiriato. 5-6).

El positivismo fue introducido en México por Gabino Barreda, Porfirio Parra, Pablo Macedo, Justo Sierra, Joaquín D. Casasús, José Yves Limantour, Emilio Rabasa, entre otros. Los positivistas mexicanos o “científicos” ejercieron una gran influencia en la orientación política y administrativa del gobierno porfirista, ello se debe a que muchos de ellos ascendieron a los más altos niveles de la burocracia y de la escala social y se convirtieron en importantes asesores del Presidente Porfirio Díaz.

Según los positivistas mexicanos, los antecedentes inmediatos de la historia de la sociedad mexicana se clasifican en dos procesos o periodos:

1. El primero va de la guerra de Independencia al término de la República Restaurada, y representa el periodo de la anarquía o de la lucha violenta.

2. El segundo es el periodo del porfiriato, y significa la transformación a través del orden, la evolución y la paz u “Orden y Progreso”.

Para los positivistas el orden social y progreso en México no era posible alcanzarla con un gobierno democrático y protector de las libertades individuales, más bien había que hacerlo por la vía de un gobierno fuerte y autoritario, lo que en realidad sería la dictadura. Sus argumentos fueron:

1. La violencia y anarquía prevalecía aun cuando las causas del desorden habían sido erradicadas con la derrota de los conservadores (el clero y la casta militar) a partir del triunfo de la República Restaurada; no obstante continuó una lucha interna, ahora entre las facciones liberales, a lo que Díaz debía poner fin a partir del triunfo del Plan de Tuxtepec, por la vía del autoritarismo.

2. El desarrollo económico no era posible sin antes imponer la paz, Esto sólo sería posible por el gobierno de un jefe supremo que se convirtiera en el motor del progreso material de la sociedad. Sólo después de lograr este objetivo surgiría la posibilidad de avanzar en la transformación del gobierno autoritario hacia la libertad política o la democracia.

3. La forma de gobierno que estableció la Constitución de 1857 es irrealizable. Con esta ideología se justificó una dictadura sustentada en una oligarquía o sociedad de privilegios que estuvo conformada por los latifundistas, sector social que dio el mayor apoyo al porfirismo, seguidos por el sector de empresarios industriales, comerciantes y banqueros. La política económica de Díaz estaba encaminada a fortalecer a estos sectores, lo que le dio el carácter de una política de privilegios, que permitió consolidar la dictadura.

Porfirio Díaz construyó 20 000 km de vías férreas. Google images
Porfirio Díaz construyó 20 000 km de vías férreas. Google images

El General Porfirio Díaz, en sus 35 años de mandato, transformó económicamente a México fundando un estado fuerte con estabilidad política. En las décadas en que gobernó Porfirio Díaz, impulsó medidas y reformas que transformaron la estructura del país; Incrementó las inversiones extranjeras, que desarrollaron la agricultura, la minería y la infraestructura vial; Se construyeron 20,000 kilómetros de vías férreas con inversión extranjera y creó la red telegráfica para comunicar todo el país; Al fomentar la inversión extranjera, trajo mejoras en minería, agricultura, petróleo, entre otras. Esto trajo aparejado la creación de una industria nacional; En 1891 se reglamentó la ley que establece la educación como gratuita, laica y obligatoria; Se fundó la Escuela Naval Militar, y se crearon las compañías Mexicana de Navegación, Transatlántica Mexicana y Naviera del Pacífico; Al incrementarse el tráfico marítimo se acondicionaron varios puertos, como Veracruz, Manzanillo, Salina Cruz y Tampico. A través de la oficina del servicio de faros, se instalaron faros y balizas en diferentes puntos donde era necesario; Se redujeron los gastos públicos, con una administración adecuada. Se ejerció mayor control de los ingresos. Los nuevos impuestos que se crearon, no obstaculizaron el comercio; Se creó por orden directa del mismo Díaz, la

La Revolución de 1910. Google images
La Revolución de 1910. Google images

Universidad Nacional Autónoma de México, (UNAM). Fue impulsado el desarrollo de las artes y la literatura, en especial la pintura.

La situación de crisis internacional perturba a México, con dos acontecimientos fundamentalmente: el pánico financiero de 1907, también conocido como el pánico de los banqueros de 1907, fue una crisis financiera que tuvo lugar en los Estados Unidos cuando la Bolsa de Nueva York cayó cerca de 51% de su pico el año anterior. El pánico ocurrió durante un momento de recesión, cuando se produjeron varios episodios de desplome de bancos y de sociedades fiduciarias; inmediatamente tras la nueva reelección de Porfirio Díaz, quien se había reelegido ininterrumpidamente desde 1884 y en 1900 se rumoró que abandonaría la presidencia en favor de José Yves Limantour o Bernardo Reyes. Suceden las huelgas de Cananea y Río Blanco que minaron el prestigio de Díaz, quien en 1908 declaró al periodista James Creelman, que estaba dispuesto a abandonar el poder en 1910. Todo esto fue el caldo de cultivo para que se produjese la revolución protagonizada por Francisco Madero, en la cual tuvieron participación activa Pancho Villa y Emiliano Zapata.

Reflexionar en que La Revolución Mexicana fue un conflicto armado, iniciado (oficialmente) el 20 de noviembre de 1910 con un levantamiento encabezado por Francisco I. Madero contra el presidente autócrata Porfirio Díaz.

Reflexionar en que han pasado 108 años de reyertas por el poder del país. Y a que se ha descuidado o promovido, no dar por terminada oficialmente “la revolución mexicana”. Por el momento, con una disculpa a los lectores, cierro la segunda parte, pero por la importancia de la conclusión de esta “Reflexión Generacional”, vale la pena analizar y compartir con ustedes las conclusiones de un siglo de acontecimientos algunos armados, para entender nuestra actual situación socio-político-económica. Tanto en el país como en el entorno global.

JJDR/AEIPN/QRO/sept2018


Participa con tus comentarios abajo en este mismo espacio.

Compártelo con tus amigos y así integraremos una comunidad pensante y positiva.

Date la oportunidad de enviar lo que produce tu pensamiento a:

pioxsalgado@eladobero.com
adobero21@gmail.com

¡Hasta el próximo adobe!

Related posts

Deja un comentario