CARRUJOS DE COOL-TURA. LA MÚSICA RELIGIOSA MEDIEVAL. Autor: El Adobero

El Canto Gregoriano. Google images

La mayor parte de la música medieval es monofónica, es decir, cuenta con una sola línea melódica…


El Canto Gregoriano es el principal referente de la Música Religiosa Medieval. Mi formación tiene vastas y profundas raíces en los rituales de la iglesia católica, aunque mis acciones y vocación no fueron precisamente adecuadas a las tradiciones eclesiásticas dentro del clero. Soy laico de lengua y persignado todas las noches y sus amaneceres sobretodo…


Los testimonios musicales escritos más antiguos se remontan a la Edad Media y tienen forma de cantos gregorianos, melodías cantadas por los monjes durante las misas católicas. Su nombre fue dado en honor del papa San Gregorio Magno, quien en el siglo XVI gobernaba la iglesia y durante su pontificado se recopiló el gran acervo de la música religiosa y se le dio el nombre del Música Gregoriana.

La eucaristía es un rito que repite el de la última cena de Cristo para forzar la conexión espiritual entre el ser humano y Dios. En parte, esa conexión se establece a partir de la música.

Regina Caeli. Canto Gregoriano. Google images
Regina Caeli. Canto Gregoriano. Google images

El canto gregoriano se escribe en un tetragrama o sea partitura de cuatro líneas y con los símbolos cuadrados se va registrando el trazo melódico de la pieza.

MI padre, el Prof. Leopoldo Salgado Cisneros, gran cantor de gregoriano desde su infancia en el coro en la parroquia de Puruándiro Michoacán del maestro Huerta, formó posteriormente el coro de la Parroquia de la Santísima Virgen de la Luz en Salvatierra, Guanajuato, en los tiempos en que aún los ritos y las misas de la iglesia católica eran en latín y de ahí, como uno de sus legados, mi gusto por la música gregoriana.

La misa se divide en dos rituales: el ordinario y el propio. El primero consiste en seis oraciones en latín Kyrie eleison, Gloria in excelsis Deo, Credo, Sanctus, Agnus Dei e Ite missa est), que tienen siempre la misma composición y se celebran en todas las misas. El texto de las oraciones del rito propio (Introito, Gradual, Ofertorio y Comunión) varía según el momento del año en que se desarrolla la liturgia y las tradiciones locales. Los músicos medievales se transmitían las melodías gregorianas de forma oral, creando nuevas composiciones a partir de la combinación de fórmulas melódicas.

El Canto Gregoriano. Imag Catolicidad. Google images
El Canto Gregoriano. Imag Catolicidad. Google images

Recuerdo que todas las misas cantadas tenían sus oraciones particulares y los cantores tenían que leerlas y cantarla a primera vista en un libro llamado “Misalis” que en los coros de los monasterios eran grandes volúmenes para que varios de los monjes pudieran leer los oficios correspondientes a la hora y día particular en un solo libro.

Mi padre tenía una gran habilidad para leer y cantar a primera vista los cantos del rito propio que cambiaban en algunas partes todos los días. Recuerdo que tenía varios libros Misalis y algunos de gran antigüedad, sin mal no recuerdo alguno del siglo XVII, que con el paso del tiempo, el Concilio Vaticano Segundo y el caminar por diferentes caminos de sus herederos, fueron desapareciendo poco a poco hasta no quedar ninguno.

Prof. Eduardo Loarca Castillo. Imag Museo Regional de Queretaro. INAH
Prof. Eduardo Loarca Castillo. Imag Museo Regional de Queretaro. INAH

Grandes recuerdos de cantores de gregoriano que tenido la fortuna de escuchar y convivir con varios de ellos: Mi padre el Prof. Leopoldo Salgado, El Maestro Tarsicio Medina de Morelia Michoacán, El Padre Salvador Delgado, el Padre Juan Berber, ambos de Morelia también, El Maestro Eduardo Loarca Castillo, de Querétaro, y muchos más…

Pater Noster. Canto Gregoriano. Google images
Pater Noster. Canto Gregoriano. Google images

Algunos canto inolvidables del Gregoriano: Veni Creator Spiritus, Te Deum Laudamus, Requiem aeternam, Salve Regina, Pater Noster, la misa completa, y muchos más.

La mayor parte de la música medieval es monofónica, es decir, cuenta con una sola línea melódica. Pero alrededor del siglo X algunos compositores comenzaron a crear siguiendo un estilo que se vino a llamar organum (dos líneas melódicas paralelas, por lo general a distancia de cuarta o de quinta). Dos siglos después, Léonin y Pérotin (directores musicales de la catedral de Notre-Dame de París) compusieron piezas de este estilo con hasta cuatro líneas musicales independientes y no paralelas.

En el siglo XIII apareció una compleja forma polifónica conocida como motete. Se componía de latinate cantus firmus o, lo que es lo mismo, una línea melódica fija, con otras partes complementarias cantadas en francés, en latín o en ambos idiomas. Guillaume de Machaut fue unos de los primeros maestros del motete: compuso en el siglo XIV la primera pollifonía completa de la misa ordinaria.

Trovadores Medievales. Imag Artehistoria. Google images
Trovadores Medievales. Imag Artehistoria. Google images

Durante este período, en el sur de Francia los poetas aristócratas, llamados trovadores, componían canciones profanas sobre el amor y la guerra. Los músicos vagabundos conocidos como juglares viajaban de una corte real a otra cantando sus propias canciones y las de los trovadores. Hoy en día, a los músicos que van de ciudad en ciudad se les llama a veces también trovadores, aunque ahora hasta los gritones borrachos de cantina se dicen trovadores.

HILDEGARD VON BINGEN. Google images
HILDEGARD VON BINGEN. Google images

Algo extraordinario y digno de mencionar en este artículo. Hildegard von Bingen (1098-1179) fue la primera mujer compositora de la que se tiene noticia. Era abadesa y mística. Escribió varias obras monofónicas para la Iglesia católica, en su mayoría para voces femeninas. También escribió un misterio católico llamado Ordo virtutum. Ella ha sido beatificada pero aún no es santa.

Mi formación tiene vastas y profundas raíces en los rituales de la iglesia católica, aunque mis acciones y vocación no fueron precisamente adecuadas a las tradiciones eclesiásticas dentro del clero. Soy laico de lengua y persignado todas las noches y sus amaneceres sobretodo, y más cuando los caminos de la vida ahorcan el tranquilo devenir de los días, los meses, los años, la vida… Aún hoy, unas breves oraciones todas las madrugadas encaminan mis días y otras al apagar la luz, cerrar los ojos y recordar a los que ya no están…

Les comparto algunos cantos gregorianos para su meditación…

Canto Gregoriano:

 

En siguientes publicaciones iremos tratando nuevos carrujos de la cultura universal…

 


Participa con tus comentarios abajo en este mismo espacio.

Compártelo con tus amigos y así integraremos una comunidad pensante y positiva.

Date la oportunidad de enviar lo que produce tu pensamiento a:

pioxsalgado@eladobero.com
adobero21@gmail.com

¡Hasta el próximo adobe!

Related posts

Deja un comentario