PERDIENDO EL PISO. 1ª SUBIÉNDOSE AL TABIQUE. (Cuento Político). Autor: El Adobero

Perdiendo el piso. Imag armada por El Adobero

Pues sí, pero estoy seguro que aún sin esas “ayuditas” yo hubiera triunfado porque soy el mejor, el más estudiao, el más honrao, el más…


Disfrutando de un ocio, que debería ser de por sí relájate y renovador, las moscas de la inspiración no dejaron de zumbar alrededor de mi cabeza, molestándome constantemente con insulsas reflexiones -tendiendo más a pesadillas- a cerca de los hechos recientes a lo largo y ancho de mi conocida geografía nacional…

Le comparto un cuento o un conjunto de cuentos de un fenómeno común en los nuevos apoderados del pueblo, los cuales, en la mayoría de los casos, se ven: “perdiendo el piso”…


INTRODUCCIÓN.

La conducta humana es muy cambiante y depende mucho de la situación en la que se encuentren los individuos, de las causas que los llevaron a esa situación y de los medios de los que se valieron para llegar a ella.

En estas fechas, este fenómeno se presentará o seguramente ya se está presentando en más de 12,000 ciudadanos mexicanos que recientemente han resultado favorecidos por la voluntad popular para ascender a puestos de elección, desde regidores de los ayuntamientos hasta el presidente de la república, que repentinamente se transformarán en seres renovados en todos sentidos.

Disfrutando de un ocio, que debería ser de por sí relájate y renovador, las moscas de la inspiración no dejaron de zumbar alrededor de mi cabeza, molestándome constantemente con insulsas reflexiones -tendiendo más a pesadillas a cerca delos hechos recientes a lo largo y ancho de mi conocida geografía nacional.

Hemos sufrido, literalmente dicho, un proceso electoral lleno de actores vacíos de Inteligencia, en el que los ciudadanos nos hemos involucrado más que en ningún otro proceso similar en la historia de nuestro país. Nos hemos apasionado defendiendo a tecladasos e insultos a nuestro o nuestros políticos favoritos, con la esperanza escondida en nuestro interior de que, en algún rincón del firmamento de las nuevas redes de comunicación, en un agraciado momento sean descubiertas, por nuestros súper héroes a los que afanosamente hemos entregado nuestra voluntad e intelecto, nuestras hazañas quijotescas llenas de valentía electrónica en las que hemos insultado, levantado falsos, mentido, sobornado y hasta robado identidades con tal de llevar a nuestros candidatos al triunfo.

Sin embargo, la realidad nos aqueja -ya es el tercer día de nuestro triunfo y no me ha hablado- es el trago amargo que nos angustia y nos lleva al insomnio permanente -Bueno hay que esperar seguro estoy de que me tiene en cuenta-

Les invito a leer un conjunto de pequeños cuentos en los que pretendo ubicarme en la personalidad de muchos de los nuevos triunfadores y ver como su nueva vida los va transformando. Les aclaro que estos cuentos son mero resultado de la ficción y que cualquier semejanza con la realidad es pura coincidencia que frecuentemente se vuelve cierta.

Éste primer cuento trata de una conducta muy humana y común que muchas personas agraciadas, con algo o mucho de poder, adquieren en el momento de saberse ganadores de una contienda o simplemente con el hecho de ser tomados en cuenta, para desempeñar un atractivo puesto público, por el candidato triunfador.

El protagonista de estas aventuras es el viejo político Jonás II, que ha transitado por todas las contiendas políticas, habidas y por haber, en busca de que algún día le haga justicia la revolución y llegue al máximo estrado del poder de su provincia natal, la gran Nopalera.

1.- SUBIÉNDOSE AL TABIQUE

 

Arriba de un tabique. Imag Google images
Subiéndose al tabique. Imag Google images

Después de un día agotador, por fin llega la calma. Jonás II inmediatamente al llegar a su casa, ubicada en una de las colonias populares de la capital de La Nopalera, se quita los zapatos entierrados y polvosos, casi agujerados de las suelas, con los calcetines rotos de los dedos por tener la uñas de los pies bastante largas y filudas. Se quita la única camisa de buen ver que tiene, mostrando con orgullo el volumen de su panza y se tira de un solo golpe en el viejo sofá de la sala de la casa…

-¡Cirila! échame unas cheves bien frías y unos tacos de frijoles que vengo bien madreado

-Ahí voy viejito, ahora si le has chambeado re duro, desde que te eligieron como candidato para la presidencia de nuestra maravillosa provincia de La Nopalera, subes y bajas, corres y sudas, echas discursos bien inspiradotes, además te sigue mucha gente y muchas viejas..

-Ay vieja, no seas pendeja, es que andaba en campaña y como ya hoy fueron las elecciones pues a esperar los resultados…

-Pero Jonás, de qué te preocupas, si los de tu partido te ayudaron dando muchas despensas a todos los vecinos y todavía hoy anduvieron repartiendo muchas tarjetitas que disque tenían mucho dinero para que votaran por ti…

-Pues sí, pero estoy seguro que aún sin esas “ayuditas” yo hubiera triunfado porque soy el mejor, el más estudiao, el más honrao, el mas…

-Sí, viejo, el más guapo…, le dice la ñora caminado hacia la cocina, contoneándose coquetamente y moviendo su voluminosa silueta como las chavas esas que ayudaban en la campaña…

-Vieja, yo creo que dejamos los tacos más pál ratito, mejor hágase pa´cá, que ya me dio calor…

Y así, entre taco, cheve y carne se pasó la tarde… hasta que ya llegada la noche uno de sus ayudantes llega corriendo y agitadamente grita:

Ganamos. Ganamos. Imag sputniknews.com. Google images
Ganamos. Ganamos. Imag sputniknews.com. Google images

-¡Ganamos!, ¡Ganamos!…Jonás, ¡Ganamos!

Y entre gritos y algarabía en la casa y en el vecindario, Jonás se despabila rápidamente y sale con una cara enorme de felicidad levantando las manos y con la camisa a medio abrochar por la prisa, salió a saludar a sus ayudantes y vecinos y enronqueciendo la voz y poniendo cara de serio, entre abrazos y besos, se limita a decir

-Gracias, gracias, gracias compadre, gracias comadre… ay dios, gracias ahijadita…

Así empieza la subida al tabique y una metamorfosis tal, que de ahí pal real…

Se publican los resultados, se le da la constancia de mayoría -ahora si ya soy el mero mero de La Nopalera, de aquí pal real, hijos de la chingada ni el polvo me van a ver…

Su esposa tratando de tomar rápidamente su papel de primera dama, afanosamente busca la mejor ropa para todo lo que se viene encima –oh decepción, no tengo ni madre de ropa, qué angustia, grita varias veces…

-Vieja, búscame mi traje que hoy me van a entrevistar en la tele y quiero estar como me merezco…

-¡Cuál traje Jonás, si el de novio ya no te viene…

-Ah chingaos ¿pos qué no me has comprado nada?, ¡ah como serás inútil!…

En ese momento llegan dos enviados del partido, de finos modales y ágiles manos, que rápidamente se presentan…

-Sr. Presidente, nos han enviado del partido para ayudarle con su vestuario, somos sus asesores de imagen y nosotros nos vamos a encargar de dejarlo súper… y rápidamente los empiezan a desvestir para hacerle las pruebas de vestuario con todo el cargamento que ya llevaban.

-Ah chingaos, ¡pérense, pérense cabrones! que mi vieja nos está viendo… no sean tan mañositos… y guiñando un ojo les dice a los muchachos, tranquilos, tranquilos…

Enseguida llega una chica de graciosa y despampanante figura

– Mi nombre es Jaqueline y yo voy a ser su jefe de ayudantía, de aquí en adelante yo estaré a su disposición día y… noche, para todo lo que se le ofrezca… dijo arrastrando coquetamente la voz en la última parte.

Jonás inflama rápidamente su pecho, trata de meter la barriga, se limpia la garganta… y se da cuenta de que está en puros calzones… rápidamente trata de ponerse su viejo pantalón y su ayudanta, ni tarde ni perezosa, a trabajar…le dice:

-No se preocupe Señor, de aquí en adelante usted y yo seremos de todas las confianzas… se acerca muy despacio y le susurra: -aquí entre nos, usted está mejor que “Zague”…

-Ah pos eso sí, claro que sí… Pensó el Señor Presidente, Don Jonás.

Mientras tanto Doña Cirila se encuentra por demás angustiada, enojada, deprimida y en resumen encabronada. -Mi marido está muy bien antendido, tal vez demasiado bien…-Y yo no tengo ni qué ponerme, me lleva la chingada-. En esos pensamientos estaba cuando llega un joven alto y cuadrado, con cuerpo de gimnasio y le dice

-Señora primera dama, yo voy a ser su ayudante y la voy a apoyar en todo lo que se le ofrezca, por lo pronto, están por llegar dos personas que será sus apoyos para imagen para que no se angustie, en un momento le ayudarán.

En un rato, se presentan dos jóvenes con finta de militares, solo que de bastante buen ver:

-Doña Ciry, le traemos bastante vestuario para que no se preocupe, le vamos a ayudar en todo lo que necesite… Y rápidamente le empiezan a mostrar muchos conjuntos de día, de gala, de noche, formales, típicos… de todo -Puede probárselos con toda confianza.

Se sonroja por la preocupación de probarse ropa delante de esos desconocidos, que, ah cómo se le antojaría irlos conociendo… pero su timidez, hasta ahorita, le impide tomar más confianzas delante de esos “muchachos”… Como dios le dió a entender entró a su recámara y empezó a probarse el universo de ropa que le llevaron. Pasaron las horas y cambió totalmente su imagen como por arte de magia, la Cirila despareció y llegó Doña Ciry, la nueva primera dama.

Don Jonás II poco a poco fue tomando conciencia de su nueva posición. El tiempo pasa rápidamente y el Señor Presidente ha trabajado arduamente en el armando de su gabinete y su plan de trabajo. Como por arte de magia, sus conocimientos acerca de todos los ámbitos del gobierno se han hecho tan extensos que ya es un perito en todos los temas, ya da órdenes a cerca de educación, salud, economía, infraestructura, justicia y hasta: religión y moral.

-Para armar mi gabinete escogeré a la gente de toda mi confianza, mis más cercanos amigos, que casi todos son gente muy capaz y estudiada… En eso pensamientos estaba, cuando se presentó en su oficina el secretario general del partido.

-Señor presidente, le traigo un mensaje de las altas esferas de La Nopalera, con una lista de personas que le van a ayudar para que su período gubernamental sea todo un éxito y un gran beneficio para todos los que hemos colaborado con usted. Estos nombres ya está validados por nuestros líderes por lo que usted no tendrá menor duda de la capacidad de cada uno.

-Pero…

-Ningún pero, ya todo está hecho…

Don Jonás, frunciendo el ceño, replicó

-Y ahora que voy a hacer con todos los compañeros que me ayudaron en la campaña, algunos hasta dinero pusieron para que pudiéramos convencer gente para votar por nosotros.

-No se preocupe, al paso de los días se convencerán de que éste no es su tiempo, y tendrán que esperar su oportunidad. De cualquier forma usted podrá disfrutar de las nuevas mieles del poder sin ningún límite.

Poco a poco Don Jonás va recobrando su tranquilidad, respira pausadamente y dice:

-Si éstos son los mejores hombres y mujeres para que me ayuden a gobernar, todo sea ¡por el bien de La Nopalera!.

Y así empiezan las nuevas traiciones y el olvido a los que realmente se esforzaron en hacer llegar a los nuevos líderes del poder -al fin y al cabo no reúnen el perfil que requiere el nuevo gobierno…

Y eso que, todavía no se suben al tabique…

CONTINUARÁ…

 


Participa con tus comentarios abajo en este mismo espacio.

Compártelo con tus amigos y así integraremos una comunidad pensante y positiva.

Date la oportunidad de enviar lo que produce tu pensamiento a:

pioxsalgado@eladobero.com
adobero21@gmail.com

¡Hasta el próximo adobe!

Related posts

Deja un comentario