LA REALIDAD. Autor: Salomón J. Zamudio Alfaro

La Realidad. Imagen no-dualidad. Google images

Todo ésto es lo que forma la percepción, la percepción es el vínculo, que nos conecta con la realidad…


¿Qué es la realidad? Si la realidad es todo aquello que se puede percibir mediante los cinco sentidos, todos estaremos de acuerdo que hay, muchísimas cosas que suceden a nuestro alrededor, que son percibidas por algo más profundo que todos aceptamos como nuestro.

El amor, es un sentimiento para llamarlo de una forma segura y reconocida, que todos hemos manifestado de alguna manera, todos hemos amado por lo menos una vez y también hemos provocado amor en otras personas. Pero este amor se ha hecho manifiesto gracias al uso de al menos un sentido y en ocasiones de todos ellos. Aunque si lo pensamos detenidamente, también somos capaces de amar, sin utilizar ninguno de ellos. Cuántos de nosotros amamos una idea, un recuerdo, una imagen de nuestra mente.

Cuántos de nosotros amamos a Dios o al ideal de un hombre o mujer, en fin si lo pensamos detenidamente, reconoceremos que algo habrá en nuestras vidas que amamos sin necesidad de utilizar alguno de nuestros sentidos, pero ese amor no implica que no sea real, puesto que forma parte de nuestra realidad, si esto es así estaremos de acuerdo de que por ley de afinidad debe haber muchas cosas, que como el amor existen y forman parte de nuestra realidad, aunque no podamos percibirlo por medio de nuestros sentidos.

Sin embargo, todos reconocemos que existe dentro de nosotros, una maquinaria sutil puesta a nuestro servicio y que conocemos como intuición, la intuición tiene muchas connotaciones, nos avisa de un peligro, antes de que suceda, nos señala una presencia antes que podamos verla directamente, nos predispone ante la intención oculta de las personas, podríamos decir que la intuición es un sexto sentido.

La intuición. Imag TN com. Google images
La intuición. Imag TN com. Google images

De la misma forma en que podemos desarrollar la vista, el olfato, el tacto, el oído y el gusto, la intuición es susceptible de desarrollarse también. Todo ésto es lo que forma la percepción, la percepción es el vínculo, que nos conecta con la realidad, no despreciaríamos ninguno de nuestros sentidos, entonces ¿qué sucede con la intuición?, ¿por qué la mayoría de nosotros no la tomamos en serio y solamente recurrimos a ella en contadas ocasiones?

Cuando la intuición se desarrolla se convierte en clarividencia, esta se suele ver como algo infrahumano, se acepta a regañadientes, pero la historia nos ha dado tantos ejemplos que muy pocos dudamos de ello. Cuando el individuo, desarrolla la intuición, paralelamente se desarrollan también, otras muchas cualidades que dan por resultado un notable mejoramiento en la conciencia del individuo.

Entonces la realidad, se expande, se agigantan las cuestiones verdaderamente importantes y se apagan aquellas pequeñas y mezquinas. Por momentos, la obra de Dios parece entenderse en toda su magnificencia y el amor se convierte en una fuerza avasalladora. Hasta este momento se comprende verdaderamente, que lo que antes percibíamos como realidad, era un débil reflejo de lo que ahora conocemos.

Con lo dicho hasta ahora, quiero nietos míos hacerles entender, que si aceptamos la realidad que nos impone el uso de los cinco sentidos, sin considerar la intuición definitivamente estaremos viviendo engañados, inmersos en una realidad pobre y empequeñecida, viviremos y creceremos engañados y al morir muy poco será lo que habremos aprendido, sin otro remedio que aceptar otro retorno y otra nueva oportunidad de aprender lo no aprendido.

Está en nuestras manos, continuar siendo actores en esta inmensa obra de teatro, ser aprendices de estudiante en esta gran escuela de aprendizaje que llamamos Tierra, está en nuestras manos dejarnos arrastrar en el devenir de los acontecimientos o mediante el trabajo en nosotros mismos tanto físico, mental y espiritual, alcanzar la tan anhelada condición de observadores.

 

En los detalles más pequños. Imag Revista Accesos. Google images.
En los detalles más pequeños. Imag Revista Accesos. Google images.

Queridos nietos, cuiden su cuerpo sin que esto se convierta en obsesión, coman con frugalidad pero con alegría, mantengan sus órganos con trabajo equilibrado, pongan atención en todas las lecciones que les da la vida, incluso aquellas que son a través de otras personas, desechen la pereza y el aburrimiento, encuentren la esencia de la gran obra en los detalles más pequeños e insignificantes y conviértanse en eternos fans de la verdadera realidad que solo la conciencia desarrollada a través de la intuición les puede mostrar.


Participa con tus comentarios abajo en este mismo espacio.

Compártelo con tus amigos y así integraremos una comunidad pensante y positiva.

Date la oportunidad de enviar lo que produce tu pensamiento a:

pioxsalgado@eladobero.com
adobero21@gmail.com

¡Hasta el próximo adobe!

Related posts

Deja un comentario