MANDATO HUMANO (1ª de 2). Autor: Alfonso Montejano

Mandato Humano. Google images

Él no era asesino de ideas, que si el ser humano había pecado contra Dios al aceptar el conocimiento, el ser humano era el responsable de los actos que cometiera al destruir la naturaleza que le da el sustento…


Para este Adobero es muy grato participar a ustedes de esta publicación de Alfonso Montejano, la cual, dentro de la libertad de su pensamiento, nos transmite su pensar a cerca de la humanidad y divinidad de Jesús.


“Yo creo en Dios, solo lo deletreo naturaleza”
Frank Lloyd Wright

Hace dos mil años nació, de una virgen morena y un Dios represor, un niño rubio precioso, no conoció a su padre biológico porque fue concebido por medio de un raro proceso de clonación inexplicable en esa época, proceso en el que la parte masculina quedaba relegada a transmitir imágenes para no causar traumas, traía un propósito definido desde miles de años antes, el cual era redimir a la humanidad de un pecado original consistente en el conocimiento del bien y del mal, que a los hombres les había revelado el Demonio, nadie supo de Él hasta que tenía 30 años de edad, pero desde los doce discutía con los rabinos, la vigencia de los escritos donde se promovía mediante la unción de elegidos, la diferencia de clases sociales que acabarían con el cosmos conocido.

Leyó y comprendió las tablillas del Poema de la Creación. Google images
Leyó y comprendió las tablillas del Poema de la Creación. Google images

A los trece años, después de su confirmación como adulto, se fue a Ur de Caldea, a asimilar todo el conocimiento que Abram no había diseminado en Palestina, recorrió los meandros donde estuvo el paraíso terrenal, leyó y comprendió las tablillas del Poema de la Creación, se dio cuenta de que Dios creó al mundo con las partes de la mujer, y no a la mujer con las partes del mundo, supo que las aguas existían antes del Big Bang y que los Dioses originales eran poderosos, que el suyo le ordenaría morir en vano por una humanidad irredenta, y que los dioses de Babilonia lo revindicarían con la condición de retomar y predicar al Espíritu Santo. Entendió que la Tablilla de los Destinos pertenece al que trabaja por ella, y que el futuro es lo que los humanos construimos hoy, aprendió el Avesta, lengua muerta, con el fin de captar las enseñanzas de Zarathustra y saber que las revelaciones y los sueños de la madre de ese modelo olvidado, fueron los mismos que los de la virgen morena que lo parió, que su antecesor estuvo diez años en comunión con el Dios único, y a Él solo le darían cuarenta días para percibir el sacrificio inútil de su misión, tomó como ejemplo la edad de treinta años para iniciar las predicaciones y el concepto de la verdad que no requiere proselitismo, entendió que la esencia del sufrimiento es la relación ligada causa-efecto, que los pensamientos auténticos generan palabras positivas y las palabras positivas acciones provechosas, dedujo, por asimilación de falsas experiencias, que sería tentado por el Diablo, por lo que se instruyó del Código de Ur-Nammu para protegerse de las falsas tentaciones divinas y corazonadas que a cualquier hombre arrastrarían a las nirvanas eternas del placer infinito de las desobediencias éticas, sabía que sería un Diablo inteligente y que le propondría, ofreciéndole un reactor nuclear controlado y construido especialmente para detonar corpúsculos de maldad, que lo matara de inmediato para acabar con la perversidad en el mundo, la tentación sería inmensa, por lo que aceleró las lecciones del Código de Ur, en él se decretaba la equidad en la tierra y se definían los derechos de la mujer, se desterraba la maldición, la violencia y los conflictos, se establecía como máxima prioridad la mente pura, la rectitud y la plenitud, pensamientos que tomó el futuro Mesías para poder contestar al diablo que Él no era asesino de ideas, que si el ser humano había pecado contra Dios al aceptar el conocimiento, el ser humano era el responsable de los actos que cometiera al destruir la naturaleza que le da el sustento, tomó también como idea, la implementación del salario mínimo y las vacaciones de los trabajadores, lo anterior para poder cumplir la misión que Dios le encomendó, no comprendía aún su sino fatal por intentar difundir estas novedosas revelaciones que aprendió en la tierra que Abram desechó como patria; reforzaría también, al concluir su ciclo de instrucción, el monoteísmo que se practicaba antes y después de que Alejandro Magno tomara Babilonia, para así, comprender su cultura y plasmarla en Alejandría, ciudad de bibliotecas quemadas por los hombres irredentos, no por Dios, estudió la vida del conquistador y conoció de sus conquistas en la India, averiguó sobre las purificaciones que la gente practicaba en el río Ganges y que les daban vida nueva, habló tiempo después con su pariente Juan, al que sus contemporáneos le apodaban “Juan el Bautista” para retomar este rito en el río Jordán. Luego Juan sería decapitado y su cabeza llevada a Herodes Antipas para ser regalada posteriormente a Salomé, quien la pidió por consejo de su madre Herodías después de bailar para el Rey.

En otro apartado del código de Ur-Nammu, se lee que Jesús preguntó por Abram y le dijeron que hacía tiempo se había ido no sabían a donde, que se había ido para descifrar el encargo de fundar un pueblo y redimirlo de pecados relacionados con el cultivo del vino cosechado después del diluvio (edicto que con nadie comentó), saliendo rápidamente con su ganado, rumbo a lugares inhóspitos donde viviría como nómada; corría el rumor de que su padre Taré, quien también era padre de Sarai, los había expulsado a él y a Lot su sobrino de la congregación mazdayasna por las tendencias incestuosas de Abram con sus hermanas y de Lot con sus pequeñas hijas, que hacía tiempo tenían problemas familiares y ninguno de los dos se arrepentía de las persecuciones que realizaban a las féminas ligadas consanguíneamente con ellos, que vendió sus propiedades y se llevó a sus esclavos porque Hammurabi tenía pensado abolir la esclavitud por orden de Zoroastro, cosa que no sucedió, pero Abram nunca lo supo porque su Dios era poderoso y lo había prosperado en las tierras que consiguió con el producto de la venta de su patrimonio, motivo por el que nunca regresó a investigar lo que había sucedido con esa grandiosa cultura que Dios tenía pensado destruir para que solamente el verdadero Mesías la compendiara y la difundiera tiempo después con el fin de que la gente creyera totalmente en Él.

Le reclamó a su padre por haber perdonado al diablo. Google images
Le reclamó a su padre por haber perdonado al diablo. Google images

Poco antes de que la lanza del Romano atravesara su corazón, cuando estaba sufriendo clavado en la cruz, Dios reveló a Cristo, que el diablo se había arrepentido de su rebelión y de haber promovido la maldad al ofrecer el conocimiento al hombre en el árbol de la ciencia del bien y del mal, que quería volver a la bondad de su origen cuando era Luz Bel, la bella luz que resplandecía en los confines del paraíso celestial y era querido por Dios. Al recibir la revelación, Cristo le dijo al buen ladrón que en ese momento estaría con Él en el paraíso y allá le compartiría la entropía maléfica del Ser Humano y la enorme responsabilidad que quedaba en la Tierra al deslindarse el diablo de la carga que le pesó durante millones de años, y quien, en una reflexión consensuada con sus seguidores, los invitó a convertirse de nuevo en ángeles de la guarda, comunicándoles que él pediría perdón a Dios por haberlo ofendido durante tanto tiempo haciendo pecar a los hombres; cuando Cristo humano murió pidiéndole a Dios que quitara de Él el cáliz, le reclamó a su padre por haber perdonado al diablo, Dios le contestó que por eso era Dios, para perdonar la maldad de quien fuera, Cristo le solicitó más tiempo después de resucitado para eliminar la moneda, y con esto remplazar las relaciones de competencia por las de colaboración para así recomponer la situación que quedaba en el mundo al dejar a criterio de los hombres la bondad y la maldad; Dios le dijo que cuarenta días eran suficientes para cambiar la actitud de los hombres hacia su creación natural perfecta, y que ya no predicara la eternidad porque ésta había sido concedida al hombre desde millones de años atrás, cuando detonó el universo, fue entonces cuando El Mesías humano tomó la decisión de modificar el motivo de su muerte, predicando cuando resucitara, que Él había fallecido para redimir todos los pecados que la humanidad cometiera en toda su vida y en toda su historia antes y después de Él, partiendo de esta manera la forma de percibir el tiempo en antes y después de Cristo. Debido a que el Dios de la sustentabilidad, anterior al Dios bíblico, no fue quien lo envió a la Tierra, no alcanzó a predicar que al borrar en automático los pecados con sólo creer en Él, el hombre tendría más tiempo para dedicarse al cuidado del medio ambiente que le conservaría la vida antes sufrir los estragos del cambio climático.

La conversión del diablo. Google images
La conversión del diablo. Google images

Jesús hablaba varios idiomas, el Espíritu Santo le dio ese don desde antes de nacer cuando confundió las lenguas en Babel, hablaba en arameo con sus discípulos y dictaba sus memorias en griego, desperdició varios días de su resurrección apareciéndose a gente para que introdujeran sus dedos en las heridas de sus manos y sus manos en las heridas de su pecho, sabía que Dios lo había mandado para testificar la supuesta perfección de su obra plasmada en unos libros que no servían, ni siquiera, para modificar las relaciones de convivencia entre todas las especies, pero con la conversión del Diablo, los pecados serían completa responsabilidad de quien los cometiera, por lo que le volvió a reclamar a su padre el que también les hubiera concedido libre albedrío a los ángeles rebeldes, eso alteraba los planes de ambos para la salvación del hombre, meditó sobre la perfección de la naturaleza y sobre los millones de años en que se desarrollaba siempre optimista, regulando sus genes para alcanzar de forma natural, por medio de la fotosíntesis, la mejoría en la constitución de sus descendientes, lo cual hacía sin pensar en dioses omnipotentes que condujeran sus caminos por los senderos del bien, porque no tenía pensamiento ni nociones del bien y del mal. Esta forma interesante de vida, la comparó con la imperfección del hombre que había llevado su auto-destrucción a límites insostenibles y ahora era el administrador único de sus actos: culpable por haber adquirido el conocimiento en el paraíso terrenal por la tentación del Diablo, y garante de sus faltas al no tener ya las tentaciones que antes le contagiaba el mismo Diablo. “Con la conversión del Diablo, la humanidad está perdida” —reflexionó—, voy a predicar el fin del mundo como una predestinación para que no se abata su espíritu, pero Dios le infundió de nuevo la fuerza que había perdido en su viacrucis y le encomendó predicar la igualdad en todas las naciones, fueran o no circuncidados, entonces transmitió a sus discípulos el nuevo estilo de vida indispensable para la supervivencia y la convivencia armónica entre todas las especies, y les dijo: “vayan y vivan entre ellos, sean su ejemplo como yo lo fui de ustedes y solo si es indispensable predíquenles”.

Las enseñanzas se reblandecieron para dar inicio al torcimiento del ideal mesiánico. Google images
Las enseñanzas se reblandecieron para dar inicio al torcimiento del ideal mesiánico. Google images

Los hombres no entendieron esto y fundaron iglesias en las que las enseñanzas se reblandecieron para dar inicio al torcimiento del ideal mesiánico, dando al traste con siglos de planeación minuciosa y elaborada con detalle, por parte de los seres superiores, para corregir el camino cada que el hombre cometía una falta abusando de su libre albedrío. Cristo no lo supo hasta que iba en ascensión al cielo, dándole la vuelta al sol para no desintegrarse…

Continuará…

 


Participa con tus comentarios abajo en este mismo espacio.

Compártelo con tus amigos y así integraremos una comunidad pensante y positiva.

Date la oportunidad de enviar lo que produce tu pensamiento a:

adobero21@gmail.com
pioxsalgado@eladobero.com

¡Hasta el próximo adobe!

Related posts

Deja un comentario