BIOGRAFÍA DE ANTONIO GAUDÍ (1ª de 2 partes). Autor: José Luis Sordo Cacho

Antonio Gaudí. Google images

Podemos notar la presencia muy importante de la naturaleza en las varías obras de Gaudí. Es por eso que Gaudí ha dicho: “la originalidad consiste en volver al origen”…


Antonio Plácido Guillermo Gaudí y Cornet nació el miércoles 25 de junio de 1852 en la provincia de Tarragona en Cataluña.

Antonio fue un niño enfermizo aquejado de afecciones reumáticas, que le obligaba a pasar períodos de tiempo en el campo sin poder ir a la escuela, lo cual le permitía pasar muchas horas observando los animales, las plantas y las piedras. Ésta enfermedad le acompañó durante toda su vida. Sin embargo es posible que este alejamiento de la población y el contacto con un ambiente natural pudo tener repercusiones en su vida adulta.

A las once años (curso 1863 – 1864) se matriculó en el colegio de la Escuelas Pías de Reus. A partir de este momento, parece ser que su mejoría intelectual fue muy importante.

En 1868 Gaudí se trasladó a Barcelona para estudiar arquitectura y esta ciudad se hizo el centro de sus construcciones. Por ese tiempo, la «Renaixensa» un renacimiento cultural y político estaba ocurriendo. Era un tiempo de prosperidad y expansión de la ciudad y eso animó a Gaudí a usar sus talentos. En la escuela, Gaudí fue un joven de carácter muy acusado y alegre, no fue un estudiante destacado pero era dotado de una gran capacidad creativa y de una extraordinaria habilidad para el cálculo y eso le permitió de obtener una sólida formación sobre los conocimientos arquitectónicos y sus elementos. Sus materias preferentes fueron tecnología, materiales, artes aplicadas a la construcción y dibujo.

Sus influencias y su estilo personalísimo:

 

La Nueva Arquitectura de Gaudí. Google images
La Nueva Arquitectura de Gaudí. Google images

Gaudí buscó estímulos a sus creaciones en libros medievales, en el arte gótico que volvía a renacer, en ilustraciones de construcciones orientales y en formas orgánicas de la naturaleza. Entonces, Gaudí fue el creador de una nueva arquitectura basada en las líneas curvas. La tridimensionalidad de sus maquetas en yeso, barro, tela metálica, o cartón mojado y moldeado, le acompañaron siempre. Sus ideas «corpóreas» en muchas ocasiones no fueron sometidas a la limitación que obligan las dos dimensiones, del papel del dibujo. A veces modificaba las formas directamente en la obra, en el momento de su realización.

Para poder realizar sus estudios, Gaudí tuvo que trabajar con algunos maestros de obras de Barcelona. En esa época, el sentimiento nacionalista catalán resurgía y reivindicaba sus derechos después de años de censura. Gaudí se sentía profundamente nacionalista y siguió de cerca todos los eventos catalanistas del momento, como lo muestra su ingreso en la «Associació Catalanista d’Excursions Científiques» que se dedicaba a visitar los monumentos históricos de Cataluña. En estas excursiones pudo ampliar sus conocimientos sobre la antigua arquitectura de su patria. También, podemos ver en muchos de sus edificios escudos con las cuatro barras (escudo de Cataluña) o esculturas en honor al patrón de Cataluña, San Jorge.

La obra de Gaudí, que se concentra principalmente en Barcelona puede clasificarse en cuatro etapas diferenciadas.

La primera va desde 1878, año en que se tituló, hasta 1882, y se caracteriza por el aspecto urbano y social de sus obras.

La siguiente etapa, durante la cual empieza a trabajar en el proyecto de la Sagrada Familia, está marcada por el esfuerzo para superar los estilos históricos y por conseguir una plástica y unas formas estructurales propias. Precisamente, estos dos aspectos básicos son los que definen el estilo gaudiniano, en el que se hace una utilización libre y personal del arte musulmán y de los estilos gótico y barroco.

El periodo que va de 1900 a 1917 es su época más creativa e innovadora, en la que desarrolla su estilo más propio. Se trata de la etapa en la que se encarga de la reforma de la Casa Batlló y de la construcción del Parque Güell, la iglesia de la colonia Güell, la Casa Mila y las escuelas de la Sagrada Familia.

Desde 1918, hasta su muerte, Gaudí se concentra en la realización del templo de la Sagrada Familia.

En 1910 parece que Gaudí llegó a tener la máxima fama y renombre, llegando a llamar la atención de los americanos, que encargaron un hotel en New York. Se hizo una exposición, promovida por Eusebi Güell, sobre la obra de Gaudí en el Grand Palais de París, entre abril y junio de 1910. Hasta el día de su muerte, se dedicó exclusivamente a trabajar en la Sagrada Familia, y en 1925 se trasladó a vivir en el estudio que tenía allí.

 

Su muerte:

 

El último adiós a Gaudí. Google images
El último adiós a Gaudí. Google images

El viejo Gaudí era un hombre que se conformaba con poco y vestía de manera poco cuidada. Tanto que el día que tuvo accidente nadie lo reconoció. El día siete de Junio fue atropellado por un tranvía y los taxistas se negaron a llevar a un pobre vagabundo hasta el hospital (más tarde la guardia urbana los multó no atender a un herido).

Este cambio de actitud podría ser causa de una serie de hechos que transcurrieron a partir de 1912 (la muerte de su sobrina, Rosa Egea y en 1914 de Francesc Berenguer Mestres, su fiel colaborador). En 1915 la continuidad de las obras Sagrada Familia peligró por culpa de una grave crisis económica. En 1918 murió su mejor amigo y mecenas, Eusebi Güell. Son hechos tristes que le afectaron pero que no le restaron energía y ganas para ver cómo crecía su obra más grande, la Sagrada Familia.

Gaudí murió a la edad de 74 años (12 junio 1926). Media Barcelona se vistió de luto para rendir el último honor a un hombre que, aunque pocos lo habían conocido en persona, se había vuelto muy popular. Su cuerpo fue enterrado en la cripta de la obra donde trabajó casi los 43 últimos años de su vida, la Sagrada Familia.

 

¿Por qué Gaudí ha dicho «la originalidad consiste en volver al origen»?

 

Podemos notar la presencia muy importante de la naturaleza en las varías obras de Gaudí. Es por eso que Gaudí ha dicho: “la originalidad consiste en volver al origen”

Sabemos que cuando era joven, Gaudí gustaba de observar y analizar la naturaleza, la que le dio inspiración. En la naturaleza observó que no había la geometría común de la arquitectura a base de cubo y prismas, formas elementales de los sólidos regulares. Es por eso que en sus edificios, buscó las formas de la naturaleza en innumerables ocasiones en que Gaudí incorporó elementos vegetales en sus edificios y proyectos.

Como en la naturaleza. Google images
Como en la naturaleza. Google images

Por ejemplo, en la Pedrera no existe la línea recta como en la naturaleza. En la Sagrada Familia la nave central se sostiene sobre estructuras arborescentes ya que Gaudí solía comparar las columnas con los árboles y los capiteles con hojas.

Además, podemos constatar que Gaudí ha respetado totalmente la naturaleza en sus obras. En efecto, el Parque Güell fue construido en el centro de Barcelona para no estropear la naturaleza. Este parque está totalmente dedicado a ésta.

Podemos concluir que la naturaleza y la religión eran dos valores fundamentales y es por eso que no ha cesado de integrarlas en todas sus obras.

 

 

 

¿Por qué puede ser Gaudí un ejemplo para los cristianos?

 

La religiosidad. Otra parte de su personalidad. Google images
La religiosidad. Otra parte de su personalidad. Google images

La religiosidad es otro rasgo propio de su personalidad, fue católico, siempre incluyó en sus obras figuras religiosas y amenazó con abandonar algunos proyectos cuando sus clientes no aceptaban sus propuestas en ese sentido.

En efecto, el catolicismo está muy presente en la obra gaudiniana en los grupos escultóricos de la Sagrada Familia, en la cruz de la puerta de la Finca Miralles y en el ángel, portador de la mitra, escultura del Palacio Episcopal de Astorga, con los que demuestra su respeto hacia la jerarquía eclesiástica.

GAUDÍ fue católico practicante y devoto, por ello utilizó muchos símbolos cristianos como cruces.

Además, utilizó símbolos masónicos como la cruz en seis direcciones, el pelícano, la salamandra, la serpiente, el lagarto (en el Parque Güell), el árbol seco y el árbol de la vida.

 

 

 

 

 

DOCUMENTO 1: LA SAGRADA FAMILIA:

 

La Sagrada Familia. Antonio Gaudí. Google images
La Sagrada Familia. Antonio Gaudí. Google images

Es la obra más famosa de Gaudí, a la que dedicó toda su vida. La Sagrada Familia es el edificio más visitado de Barcelona, y por él, sin duda, se identificará la ciudad en el mundo entero es la obra de Gaudí.

 

Historia:

El proyecto prevé la construcción de doce campanarios (uno por cada apóstol) cuatro más para los evangelistas, otro dedicado a la virgen, y el más importante, de 170 metros de altura, coronado con la típica cruz de cuatro brazos de Gaudí, símbolo de Jesucristo.

Cada ventana, columna o elemento se refiere a santos, instituciones, o misterios de la fe católica. Actualmente, transcurridos más de un siglo desde su inicio, los trabajos siguen a un ritmo de construcción como el de las catedrales medievales.

La única parte del templo edificada directamente por Gaudí es la que comprende el ábside y la fachada de la Natividad con sus cuatro compañeros, de los que al morir, en 1926 a la edad de 74 años atropellado por un tranvía, sólo había podido completar las bases sin los pináculos y algunas otras partes menores.

 

La Sagrada Familia
La Sagrada Familia

Descripción:

La planta gótica de la iglesia es de cruz latina con cinco naves longitudinales, un gran ábside con seis capillas y un claustro cierra el conjunto.

Las tres fachadas (dos de ellas: el Nacimiento y la Pasión) tienen la misión de ilustrar de una manera comprensible los misterios del nacimiento, pasión, resurrección, gloria de Jesucristo.

El Templo Expiatorio de la Sagrada Familia fue una idea de un librero, José María Bocabella, hombre de culto que fundó una asociación teniendo por objetivo volver a llevar la religión en la vida moderna. Cuando hizo un viaje en Italia, pudo observar una preciosa iglesia. De regreso de su viaje, tuvo la idea de construir una réplica de esta iglesia en Barcelona.

En 1877, el arquitecto Francisco de Paula Del Villar se ofreció a realizar gratuitamente los planos. El proyecto de Del Villar era totalmente neogótico: una iglesia de tres naves con cripta orientada según los ejes ortogonales de la manzana. La construcción empezó el 19 de marzo de 1882. El 18 de marzo de 1883, a la edad de 31 años, Gaudí se hizo de cargo de la dirección de las obras de este templo, tras la dimisión del arquitecto Francisco de Paula Del Villar que las inició.

Gaudí al recibir el encargo de continuar la construcción del templo según el proyecto de Del Villar, siente la necesidad de cambiar radicalmente todo el planteado. Por ejemplo, transformando la cripta neogótica en una cripta gótica. Esta intervención fue más actual, propia a la época en la que vivía, que la de Del Villar. Gaudí, en el proyecto y construcción del Templo de la Sagrada Familia, parte de un planteamiento muy ambicioso que realizara, solo en parte, dada su costosa financiación, y que soportara una lentitud en la ejecución de los trabajos. En los últimos años de su vida, decide instalarse en una pequeña habitación habilitada como taller para consagrarse a la construcción de la obra.

 

La Sagrada Familia. Google images
La Sagrada Familia. Google images

Si sólo las dos fachadas y ocho torres producen admiración y congregan millones de visitantes de todo el mundo, la obra, una vez concluida, será uno de los más impresionantes monumentos creados por el hombre. Actualmente, hay ocho torres construidas, las correspondientes a las fachadas del Nacimiento y de la Pasión. Al final, el proyecto tendrá un total de 18 torres. Las más recientes previsiones calculan que se podría llegar a finalizar dentro de unos 30 años.

La construcción del templo de la Sagrada Familia será el motor que no cesará en toda la vida profesional de Gaudí. Serán cuarenta y tres años los que Gaudí dedicará a este templo. Todos los elementos del templo, los arquitectónicos y los ornamentales ponen de manifiesto una voluntad simbólica procedente de la tradición cristiana. La polémica sobre la continuación de la obra a partir de 1952, es debida a la falta de dibujos originales que en buena parte fueron destruidos durante la guerra civil (1936-1939).

CONTINUARÁ…

 

 

Para recibir tus opiniones escríbenos a:

odros1@gmail.com


Participa con tus comentarios abajo en este mismo espacio.

Compártelo con tus amigos y así integraremos una comunidad pensante y positiva.

Date la oportunidad de enviar lo que produce tu pensamiento a:

pioxsalgado@eladobero.com
adobero21@gmail.com

¡Hasta el próximo adobe!

Related posts

Deja un comentario