MUSEO REGIONAL DE MORELIA. 2ª parte. Autor: El Adobero

1. Patio Principal del Museo Regional de Michocán. El Adobero

La vida de los habitantes de esta provincia, como la del resto de la Nueva España, estaba estructurada, de acuerdo a la fe y las costumbres religiosas…


Les comparto la segunda parte de mis memorias de mi visita al Museo Regional de Michoacán. En la primera parte platicamos de la historia de Señorío Tarasco y la conquista de Michoacán. Ahora compartiremos las costumbres de la sociedad vallisoletana en el siglo XVIII, la presencia de Michoacán en la Independencia de México, en la guerra de intervención contra los Estados Unidos, la intervención francesa y por último una parte de gran trascendencia para este estado: La conmemoración de los 100 años de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

Espero que este primer artículo de Morelia sea del agrado de ustedes. Gracias por su lectura.


UN NUEVO ESPÍRITU RECORRE EL VIRREINATO

 

La ilustración llegó a la Nueva España por medio de funcionarios laicos y religiosos que a través de instituciones educativas como el Colegio de Minería, La Academia de las Nobles Artes de San Carlos y el Jardín Botánico, introdujeron las nuevas ideas. La lectura de nuevos estudios científicos a través de gacetas y artículos se hizo popular en las universidades y círculos de los cultos acomodados.

A mediados del siglo XVIII, las dificultades entre España e Inglaterra, hicieron temer a la Corona de que sus posesiones corrían peligro de ser invadidas. Para conservarlas, las autoridades de la Corona emitieron varias disposiciones, y entre ellas, convocaron a los habitantes de América a la formación de milicias. Estas medidas disgustaron tanto a comerciantes prósperos como a las capas populares de la sociedad novohispana. Estas Reformas de los Borbones prepararon el camino para los movimientos independentistas en América.

 

1785: EL AÑO DEL HAMBRE

 

El año de 1785 fue muy escaso en las lluvias y pródigo en las heladas que arruinaron las siembras. En el año siguiente, se repitió este fenómeno provocando nuevamente la escasez de semilla y la pérdida de ganado. El obispado de Michoacán fue uno de los más afectados y proliferaron el hambre y la sed, la capital de obispado se vio invadida por campesinos en busca de comida e incluso, gente acaudalada se vieron afectados por la hambruna y pasó a ser “pobre vergonzante”.

2. Fray Antonio de San Miguel. Museo Regional de Michoacán. El Adobero
2. Fray Antonio de San Miguel. Museo Regional de Michoacán. El Adobero

El obispo de Michoacán, Fray Antonio de San Miguel y el deán de la Catedral, José Pérez Calama, pusieron en práctica la “teología político – caritativa”. Compraron arroz, maíz y chile para alimentar a los necesitados quienes, a cambio, aportaron su trabajo en obras públicas, como el acueducto de Valladolid. Además concedieron préstamos sin réditos a los propietarios de los ranchos y haciendas para sembrar de regadíos y a los Ayuntamientos para comprar maíz y abastecer las alhóndigas. Al terminar la crisis, la ciudad de Valladolid se había trasformado gracias a las obras y al asentamiento de campesinos en la ciudad.

LA VIDA COTIDIANA EN VALLADOLID DE MICHOACÁN

 

3. Traslado de las Religiosas Clarisas desde el convento de las Rosas al convento de Santa Catalina en el año de 1738. Museo Regional de Michoacán. El
3. Traslado de las Religiosas Clarisas desde el convento de las Rosas al convento de Santa Catalina en el año de 1738. Museo Regional de Michoacán. El

Algo muy interesante: la descripción de las costumbre de los habitantes de la ciudad en esos tiempos.

La vida de los habitantes de esta provincia, como la del resto de la Nueva España, estaba estructurada, de acuerdo a la fe y las costumbres religiosas. Las campanas de la Catedral dividían el día en siete partes, como se establecía en el libro de los Salmos de la Biblia, el número de veces que en el día se debía alabar a Dios.

Así mismo, como esparcimiento, a finales del siglo XVIII, se acostumbraban los pases a pie o en coche. Las calzadas de Guadalupe y de Nuestra Señora de los Urdiales eran las favoritas de los vallisoletanos para lucir sus mejore galas.

El animoso carácter de los novohispanos era afecta la música y a los saraos: se encendían las pasiones con las peleas de gallos, las partidas de naipes y el billar.

El chocolate era la bebida por excelencia. Caliente o frío, se consumía en fiestas, actos académicos y eventos públicos, como muestra de generosidad y afecto a los michoacanos, el obispo y el cabildo catedralicio convidaban chocolate en agua a los feligreses durante la cuaresma.

Algunos vecinos prominentes convocaban a sus amigos a tertulias y reuniones, donde presentaban pequeñas obras de teatro, leían en voz alta libros y gacetas, discutían sobre política y noticias de la ciudad y disfrutaban de la música y el baile.

Desde aquél entonces, los buenos anfitriones deleitaban a sus invitados pasando en charolas de plata polvillo de tabaco, papel de enrollar y un bracerito. Fray Francisco de Ajofrín comento: “chupan todos, hombres y mujeres y hasta las señoritas más delicadas y melindrosas”

LA INDEPENDENCIA EN EL OBISPADO DE MICHOACÁN

 

4. Conspirdores de Morelia del año de 1809. Museo Regional de Michoacán. El Adobero
4. Conspirdores de Morelia del año de 1809. Museo Regional de Michoacán. El Adobero

El antiguo obispado de Michoacán había gozado de prosperidad económica, Valladolid, Maravatío, el Bajío y la Tierra Caliente habían alcanzado un notable desarrollo agrícola, ganadero y comercial. Sin embargo hacia finales del siglo XVIII esta prosperidad disminuyó notablemente, por el aumento de población y las crisis agrícolas.

El hambre, la leva, el alza de precios de productos como el tabaco. El vino, la sal y las telas finas, entro otros, as´{i como el aumento de los impuestos tasados por la Corona, orillaron a muchos hombres a sumarse a las filas insurgentes.

La intendencia de Michoacán fue escenario de la guerra de independencia. En agosto de 1811 se estableció en Zitácuaro la Suprema Junta Nacional Americana, primer órgano de gobierno insurgente, encabezada por Ignacio López Rayón. En Apatzingán el Congreso de Anáhuac promulgó una constitución que plasmó los ideales de la insurgencia; los fuerte construidos por los rebeldes hostigaron a las fuerzas realistas y tras el debilitamiento del movimiento a la muerte de José María Morelos, éstos constituyeron la única resistencia.

Rayón, Morelos y Agustín de Iturbide, quienes desempeñaron un importantísimo papel en la guerra de independencia eran originarios de Michoacán.

MORELOS IDEÓLOGO DE LA INDEPENDENCIA

 

5. Sentimientos de la Nación. Faccímil. Museo Regional de Michoacán. El Adobero
5. Sentimientos de la Nación. Faccímil. Museo Regional de Michoacán. El Adobero

El genio militar de José María Morelos fue fundamental para la guerra de independencia. Era cura en la parroquia de Carácuaro cuando Miguel Hidalgo lo comisionó para levantar en armas la Tierra Caliente y tomar el puerto de Acapulco.

Morelos no vivió el mundo de los intelectuales, pero su vida en el campo como arriero y su preparación eclesiástica lo dotaron de las herramientas necesarias para hacer propuestas sociales. Es notable la claridad política que poseía ya que, en un momento en que los insurgentes pensaban sólo en la autonomía del reino, Morelos vio la necesidad de separar definitivamente del virreinato de la Nueva España de la metrópoli.

Como miembro del estamento eclesiástico, Morelos conocía bien que el orden religioso partía de la igualdad. Sin embargo, las diferencias sociales eran la realidad en su curato. Entre sus ideales encontramos la igualdad de derechos, libertad y justicia para todos.

6. Decreto Constitucional para la Liberrtad de la América Mexicana. Museo Regional de Michoacán. El Adobero
6. Decreto Constitucional para la Liberrtad de la América Mexicana. Museo Regional de Michoacán. El Adobero

El pensamiento político y social de Morelos quedó vertido en la Constitución de Apatzingán y en los Sentimientos de la Nación.

FUSILAMIENTO DE MORELOS

 

7. Fusilamiento de Morelos. Museo Regional de Michoacán. El Adobero
7. Fusilamiento de Morelos. Museo Regional de Michoacán. El Adobero

Morelos cayó en manos del ejército enemigo el 5 de noviembre de 1813. Manuel de la Concha, quien lo aprehendió lo condujo a la ciudad de México donde fue despojado de su investidura sacerdotal y condenado a muerte. El 22 de diciembre en San Cristóbal Ecatepec fue fusilado por la espalda como traidor al rey. Su cuerpo permaneció sepultado ahí hasta 1823, cuando el Congreso Nacional lo declaró Benemérito de la Patria y sus restos fueron trasladados a la ciudad de México.

LA CONSUMACIÓN DE LA INDEPENDENCIA

 

Hacia 1819 el movimiento de independencia casi había desaparecido. Los principales caudillos había muerto y los cabecillas que resistían no lograban aliarse para fortalecer la insurgencia.

En 1820 entró en vigor, nuevamente, la Constitución de Cádiz. Sus principios liberales fastidiaban los intereses de clero y de las familias acaudaladas de la Nueva España quienes, para conservar sus privilegios, vieron como única opción la separación de España. Así, quienes antes se habían opuesto al movimiento insurgente, ahora veían con buenos ojos la independencia.

Agustín de Iturbide, realista vallisoletano, consolidó una alianza con Vicente Guerrero, uno de los últimos líderes insurgentes. La coalición de ambos ejércitos se diseminó por pueblos y rancherías para promover el Plan de Iguala que postulaba tres garantías: la defensa de la religión católica, la unión entre americanos y peninsulares y la consumación de la independencia.

Los últimos días de marzo de 1821 el sargento mayor Joaquín Parres, Mariano Guevara y otros oficiales michoacanos, se adhirieron al Plan, marcharon a Guanajuato y se unieron a las tropas de Anastasio Bustamante. El 27 de septiembre de 1821, tras once años de guerra, se proclamó la independencia.

AGUSTÍN DE ITURBIDE

8. Agustín de Iturbide. Museo Regional de Michoacán. El Adobero.
8. Agustín de Iturbide. Museo Regional de Michoacán. El Adobero.

Con apenas 30 años, el joven militar oriundo de Valladolid derrotó a las fuerzas de Morelos, en las Lomas de Santa María, la noche del 24 de diciembre de 1819 y repitió la hazaña el 5 de enero siguiente en la hacienda de Puruarán.

Durante la etapa de consumación de la independencia, pactó con Vicente Guerrero el Plan de Iguala. En julio de 1822 fue proclamado primer emperador de México. Obligado a abdicar en marzo de 1823 por la oposición republicana, partió al exilio. Ignorante de que en México había sido condenado a muerte, fue fusilado a su regreso, un año después.

EN DEFENSA DE LA SOBERANÍA: MELCHOR OCAMPO Y EL EPISODIO BÉLICO CON ESTADOS UNIDOS

 

9. Melchor Ocampo. Mueo Regional de Michoacán. El Adobero.
9. Melchor Ocampo. Mueo Regional de Michoacán. El Adobero.

México tuvo que enfrentaren 1846 una guerra contra su vecino del norte. Las causas: la anexión de Texas, antigua posesión de México, a la federación norteamericana y un problema de límites fronterizos.

Los michoacanos sirvieron en la defensa de la patria con los recursos que tuvieron a la mano. El gobernador Melchor Ocampo llamó a la pelea, reunió dinero, promovió la fabricación de armas y parque para la tropa y se declaró en contra de cualquier tratado de paz con el invasor, Además organizó grupos guerrilleros y formó el batallón de infantería “Matamoros de Morelia” que marchó a la ciudad de México y participó en la defensa del Castillo de Chapultepec.

Una vez conocida la noticia de la pérdida de la ciudad de México – el 13 de septiembre de 1847 -, el gobierno de Michoacán declaro que reasumía el ejercicio pleno de su soberanía y sólo mantendría relaciones con aquellos que resistieran al enemigo.

México había agotado sus recursos económicos, el ejército estaba desorganizado y sin armamento, los puertos estaban bloqueados. Así que, cuando llegaron las proposiciones de paz, México no tuvo otra alternativa. El 2 de febrero de 1848 se firmaron los tratados de Guadalupe Hidalgo por los cuales México perdió definitivamente Texas, también los territorios de Nuevo México y Alta California, es decir, más de la mitad de su territorio.

LA INTERVENCIÓN FRANCESA EN MICHOACÁN

 

Los conservadores, derrotados en la guerra de Reforma en 1861, no cejaron en su intento de imponer su proyecto político. Aprovecharon que el presidente Benito Juárez decretó la suspensión de pago de deudas del gobierno para interesar a Napoleón III en una monarquía en México que frenara la influencia de Estados Unidos sobre el continente americano.

En 1862 los franceses comenzaron la ocupación del territorio nacional. Dos años más tarde Maximiliano de Habsburgo desembarcó en el puerto de Veracruz para convertirse en emperador de México.

En Michoacán, los conservadores lograron separar del cargo al gobernador Epitacio Huerta, defensor incasable de las reformas liberales. A pesar de la resistencia a finales de 1863 los franceses tomaron Morelia, Tanhuato y Yurécuaro. Zamora y la Piedad se proclamaron a favor del imperio y, poco a poco, otras ciudades les siguieron. Sólo el sur y el centro fueron firmes bastiones de la república.

Pero en 1865 Maximiliano perdió el apoyo de Napoleón III y las tropas francesas comenzaron la retirada. Las fuerzas conservadoras monarquitas no pudieron contener la acometida de los liberales. Maximiliano fue fusilado y Juárez se convirtió en el símbolo del triunfo republicano.

UN SIGLO DE VIDA UNIVERSITARIA EN MICHOACÁN

 

10. Un Siglo de Vida Universitaria en Michoacán. Museo Regional de Michoacán. El Adobero
10. Un Siglo de Vida Universitaria en Michoacán. Museo Regional de Michoacán. El Adobero

 

RAÍCES Y TRADICIÓN

 

En 1540 el primer Obispo de Michoacán Vasco de Quiroga fundó en Pátzcuaro el Real Colegio de San Nicolás Obispo, destinado a la educación de españoles, criollos, mestizos e indígenas.

Cuarenta años después fue trasladado a Valladolid en donde se fusionó con el Colegio de San Miguel y fue una de las instituciones educativas más importantes del virreinato de la Nueva España.

En el Colegio se formaron la mayoría de los próceres de la Independencia. Fue clausurado en 1810 a consecuencia de la guerra.

Después de varios intentos, el Colegio fue reabierto como institución civil por el gobernador Melchor Ocampo el 17 de enero de 1847. En esta nueva etapa, en el Colegio Primitivo y Nacional de San Nicolás de Hidalgo se formaron abogados, médicos y farmacéuticos que contribuyeron a formar instituciones del México Independiente.

El Colegio fue semillero de profesionistas liberales que condujeron los destinos de la administración pública de Michoacán y del país. Algunos se sumaron al movimiento revolucionario iniciado en 1910 y participaron en el Congreso Constituyente de 1917.

A lo largo del tiempo, entre los profesionistas formado en el Colegio dio origen una identidad basada en los ideales de libertad, igualdad y justicia, como expresión del humanismo quiroguiano, enriquecido con el pensamiento liberal del siglo XIX y las ideas sociales derivadas de los movimientos revolucionarios del siglo XX.


Hasta aquí el recorrido por el Museo Regional de Michoacán, como una muy especial introducción a mi recorrido por la ciudad de Morelia. Un poco cansado y reflexionando que un pueblo sin historia es un pueblo sin pasado, sin presente y sin futuro.

Por lo tanto, a descansar un rato en una banca de la Plaza de Armas y en seguida a caminar por las calles de la Nueva Valladolid…


Participa con tus comentarios abajo en este mismo espacio.

Compártelo con tus amigos y así integraremos una comunidad pensante y positiva.

Date la oportunidad de enviar lo que produce tu pensamiento a:

pioxsalgado@eladobero.com
adobero21@gmail.com

¡Hasta el próximo adobe!

Related posts

Deja un comentario