ASPECTOS DEL DERECHO PREHISPÁNICO EN MÉXICO. Autor: M. en D. Adolfo H. Vega Perales

Derecho Prehispánico Google image

Para poder conocer un sistema jurídico, resulta imperante conocer su historia, más aún si asumimos que quien no conoce historia, está condenado a cometer inevitablemente los errores del pasado…


Una de las ciencias que más me ha apasionado es la Historia, de manera particular la de nuestro país.

Muy presente en mi pensamiento está, y quizás ello sea causa de la afinidad antes citada, las enseñanzas de una “gran maestra de Historia”, de las que puedo calificar como maestras de vocación y pasión, de la que tuve el lujo y honor de ser su alumno en la secundaria, la Maestra Concepción Zetter, a ella estimados lectores del Adobero, en justo reconocimiento a su pasión por la historia y la docencia, respetuosamente, me permito dedicar éstas líneas que hoy someto a su gentil lectura, y que habré de abordar en más de un artículo, esperando sean de su interés.

Dentro de las primeras lecciones en la universidad, se nos enseña que el Derecho, tiene tres tipos de fuentes (entendamos como fuente el lugar de donde emana algo) las fuentes reales, que son aquellos factores que en un momento dado llevan a legislador a crear la norma; las fuentes formales, que son los mecanismos de creación del derecho, tales como: ley, jurisprudencia, doctrina, etc. y las fuentes históricas que serían todos aquellos documentos normativos del pasado, que en algún momento tuvieron vigencia.

Para poder conocer un sistema jurídico, resulta imperante conocer su historia, más aún si asumimos que quien no conoce historia, está condenado a cometer inevitablemente los errores del pasado.

Nuestro sistema jurídico encuentra sustento en una larga tradición histórica y cultural, que nos ha llevado a contar con las instituciones y normas que hoy tenemos.

Al estudiar la historia prehispánica, nos encontramos con la posibilidad de que lo que hoy desconocemos, el día de mañana pueda encontrase, en razón del trabajo que, antropólogos, arqueólogos e historiadores, siguen realizando, prueba de ello son los últimos hallazgos en “Teotihuacan” la antigua ciudad de los dioses, que no dejan de sorprendernos.
Ésta primera parte abordará algunos aspectos generales de las culturas prehispánicas, para más adelante revisar de forma particular la normatividad de los pueblos Mayas y Aztecas.

El diccionario de la real academia de la lengua define prehispánica como: “Dicho de América o de lo relacionado con ella: Anterior a la conquista y colonización españolas.” En tal virtud nos centraremos en revisar aspectos jurídicos de la historia de los pueblos que habitaron nuestro país, antes de la conquista de México, por Hernán Cortez, el 13 de agosto de 1521.

Los Olmecas (la cultura madre)

Relieve Olmeca Google image
Relieve Olmeca Google image

Se considera que habitaron entre el siglo IX y I A.C. se asentaron en la zona costera del Golfo de México, tenían fama de magos, y se ha podido establecer que utilizaban drogas alucinógenas, e influyeron de forma importante en las culturas maya, teotihuacana, zapoteca y totonaca.

No es que antes de los olmecas no hubiese evidencia del hombre en américa, ya que entre el 10,000 y 7,000 años A.C. (aún hay debate sobre la posible fecha) tenemos antecedentes del denominado hombre de Tepexpan (en Texcoco), pero son los Olmecas el primer pueblo que desarrolla toda una gama cultural importante, construcción de centros ceremoniales, mercados, agricultura, conocimiento del calendario y de la astronomía, etc.

 

Tlacuilo Google image
Tlacuilo Google image

Una primera limitante que enfrentamos en el estudio del derecho prehispánico es que por la conquista, mucha de la información contenida en los códices, documentos con escritura prehispánica hechos de fibra de henequén, algodón, piel, ilustrados con pinturas con tintas vegetales y resinas, fueron destruidos por el conquistador y los misioneros como Fray Juan de Zumárraga, por considerarles paganos. Entre los aztecas el autor de códices se denominaba “tlacuilco” y en los mayas dzib.

Las fuentes más importantes con las que contamos entonces para conocer nuestra historia prehispánica normativa, son los pocos códices existentes, uno de ellos gracias a la visionaria actuación del virrey Antonio de Mendoza, quien solicitó a un grupo de intelectuales de origen mexica la elaboración de un códice, que contiene año, tras año la vida de la antigua Tenochtitlan, desde su fundación, estimada en 1325, hasta la caída del imperio en tiempos de Moctezuma II. La obra de Fray Bernardino de Sahagún, entre otras.

Por ello, aún hay mucho que descubrir en las zonas arqueológicas.

Del Derecho Olmeca muy poco sabemos. Sus aportaciones, del juego de pelota, los sacrificios, la astronomía, la escritura, la lengua náhuatl, los números, etc. en las civilizaciones que le siguieron, tuvieron importante influencia. Los sacerdotes ejercían un importante predominio en la organización política y social.

En el siguiente artículo abordaremos el derecho maya y azteca…

Por su lectura muchas gracias.


Participa con tus comentarios abajo en este mismo espacio.

Compártelo con tus amigos y así integraremos una comunidad pensante y positiva.

Date la oportunidad de enviar lo que produce tu pensamiento a:

pioxsalgado@eladobero.com
adobero21@gmail.com

¡Hasta el próximo adobe!

Related posts

Deja un comentario