CUANDO DUERMES. Autor: Raúl Gutiérrez Meave

Cuando Sueñas

Me gusta verte cuando duermes,
porque tu cabello dorado se aferra a la almohada…


Raúl Gutiérrez Meave
Raúl Gutiérrez Meave

El Adobero se complace en compartir con ustedes la obra de un nuevo amigo: Raúl Gutiérrez Meave, joven escritor, entregado a su familia y a la literatura.

Nació en la ciudad de Guanajuato, Gto., el 12 de Febrero de 1987.

Estudió la licenciatura en Administración de Empresas y la Maestría en Política y Gestión Pública en la Universidad Iberoamericana campus León, planea continuar con sus estudios de doctorado para dedicarse a la academia y la investigación.

Autor de las novelas “El laberinto de Emma” (Grupo Rodrigo Porrúa Ediciones, 2017), “Aurora en el Abismo” (en espera de publicación) y “El fabricante de coincidencias” (en desarrollo).

Ferviente apasionado del cine y la literatura. Cuando no se encuentra en el trabajo o en un aula de clases, dedica su tiempo libre a su familia y a la escritura, sus dos más grandes amores.


CUANDO DUERMES

Me gusta verte cuando duermes,
porque tu cabello dorado se aferra a la almohada,
y tus ojos cerrados admiran paisajes incoherentes,
sueños y anhelos provenientes de la utopía de tus ilusiones.

Me gusta verte cuando ríes,
porque tus mejillas coloradas se levantan,
y un disparo divino toca tu rostro,
cuando tus ojos verdes brillan como esmeraldas.

Me gusta verte cuando hablas,
porque tu voz reprime el silencio de un mal momento,
cuando compartes tu día con palabras infinitas,
que desvanecen mis preocupaciones.

Me gusta verte cuando callas,
porque Neruda no se equivoca,
y aunque estés como ausente,
mi corazón te siente muy cerca.

Me gusta verte cuando piensas,
porque tu creatividad no tiene límites,
y miles de genialidades hacen fiesta en tu cabeza,
anhelando que una de ellas sea favorecida.

Me gusta verte cuando amas,
porque en un mundo de cosas ordinarias,
tu intimidad es una maravilla aún inexplorada,
que solamente yo tengo el privilegio de conocer.

Me gusta verte cuando vives,
porque entregas tu corazón sin prejuicios,
y sin esperar nada a cambio,
procuras hacer de mí una mejor persona.

Me gusta verte hoy y para siempre,
y cuando mis ojos dejen de contemplarte,
será porque la edad no se los permite,
o porque al fin llegó el momento de mi muerte.


Participa con tus comentarios abajo en este mismo espacio.

Compártelo con tus amigos y así integraremos una comunidad pensante y positiva.

Date la oportunidad de enviar lo que produce tu pensamiento a:

pioxsalgado@eladobero.com
adobero21@gmail.com

¡Hasta el próximo adobe!

Related posts

Deja un comentario