TIEMPO DE NAVIDAD Autor: Gonzalo Guerrero Renaud

Tiempo de Navidad

Tiempo de Navidad: tiempo para transformar la fuerza del miedo en fuerza de la caridad…


“Navidad es tiempo para transformar la fuerza del miedo en fuerza de la caridad”, en fuerza para una nueva imaginación de la caridad, dijo el Papa Francisco el pasado 25 de diciembre en la homilía de la misa de Navidad. “La caridad que no se conforma ni naturaliza la injusticia sino que se anima, en medio de tensiones y conflictos, a ser «casa del pan», tierra de hospitalidad. Nos lo recordaba san Juan Pablo II: « ¡No temáis! ¡Abrid, más todavía, abrid de par en par las puertas a Cristo!»”

Abrid de par en par las puertas a Cristo
Abrid de par en par las puertas a Cristo

Cabe recordar que el Tiempo de Navidad no es solo el día 25 de diciembre, sino que inicia desde el atardecer del día 24 de diciembre, hasta las Vísperas de la Solemnidad del Bautismo del Señor, es decir, hasta el atardecer del sábado anterior al domingo 7 de enero de 2018, para este Año Litúrgico.

Unos días antes de la Navidad, el Papa había dicho ante Cardenales de la Curia Romana:

“La Navidad es la fiesta de la fe en el Hijo de Dios que se hizo hombre para devolverle al hombre la dignidad filial que había perdido por culpa del pecado y la desobediencia”, “la Navidad es la fiesta de la fe en los corazones que se convierten en un pesebre para recibirlo, en las almas que dejan que del tronco de su pobreza Dios haga germinar el brote de la esperanza, de la caridad y de la fe”. Francisco pidió “que esta Navidad nos haga abrir los ojos y abandonar lo que es superfluo, lo falso, la malicia y lo engañoso, para ver lo que es esencial, lo verdadero, lo bueno y auténtico”.

Regresando a la homilía de Navidad, el Papa hizo alusión a los fenómenos migratorios al recordar que “Por decreto del emperador, María y José se vieron obligados a marchar. Tuvieron que dejar su gente, su casa, su tierra y ponerse en camino para ser censados. Una travesía nada cómoda ni fácil para una joven pareja en situación de dar a luz: estaban obligados a dejar su tierra. En su corazón iban llenos de esperanza y de futuro por el niño que vendría; sus pasos en cambio iban cargados de las incertidumbres y peligros propios de aquellos que tienen que dejar su hogar. Y luego se tuvieron que enfrentar quizás a lo más difícil: llegar a Belén y experimentar que era una tierra que no los esperaba, una tierra en la que para ellos no había lugar…”

“En los pasos de José y María se esconden tantos pasos. Vemos las huellas de familias enteras que hoy se ven obligadas a marchar. Vemos las huellas de millones de personas que no eligen irse sino que son obligados a separarse de los suyos, que son expulsados de su tierra. En muchos de los casos esa marcha está cargada de esperanza, cargada de futuro; en muchos otros, esa marcha tiene solo un nombre: sobrevivencia. Sobrevivir a los Herodes de turno que para imponer su poder y acrecentar sus riquezas no tienen ningún problema en cobrar sangre inocente.”

“María y José, los que no tenían lugar, son los primeros en abrazar a aquel que viene a darnos carta de ciudadanía a todos. Aquel que en su pobreza y pequeñez denuncia y manifiesta que el verdadero poder y la auténtica libertad es la que cubre y socorre la fragilidad del más débil.”

(Concluyen las citas)

En la actualidad, en diversas regiones de nuestro país y del mundo se viven situaciones de tensión, migraciones forzadas, trata de personas, violencia y muerte, que muchas veces tiene su origen en la falta de caridad, en la falta de integración de los seres humanos en torno a valores y proyectos de acción que nos ayuden a vivir en armonía entre nosotros y con el medio que nos rodea.

Que este Tiempo de Navidad reflexionemos y nos hagamos propósitos de buscar la fuerza de la caridad, para mejorar nuestro mundo en beneficio de todos.

Fuerza de la Caridad
Fuerza de la Caridad

¡¡¡Feliz tiempo de Navidad!!!


Participa con tus comentarios abajo en este mismo espacio.

Compártelo con tus amigos y así integraremos una comunidad pensante y positiva.

Date la oportunidad de enviar lo que produce tu pensamiento a:

adobero21@gmail.com

¡Hasta el próximo adobe!

Related posts

Deja un comentario