RETOS SOCIALES EN EL SIGLO XXI. (1ª parte)

Edad de Piedra. El Neolítico
 
Quiero compartir con ustedes mi punto de vista de los retos y los grandes cambios sociales que se darán en este siglo XXI.
Estamos en los albores (2015) de una gran revolución social que cambiará los esquemas sociales, políticos y económicos del mundo

ANTECEDENTES ECONÓMICOS Y SOCIALES EN LA HISTORIA.
Iniciaremos con un repaso de los cambios que han tenido las estructuras sociales y económicas de la humanidad para ubicarnos en la historia y entender los cambios que se están dando y se darán en este siglo XXI.
La historia nos hace ver los grandes cambios que a través de los tiempos ha sufrido la economía  y las estructuras sociales de la humanidad.

 

 
Desde el neolítico (edad de piedra), 7500 ac, donde la integración social estaba basada en el desarrollo de la agricultura y la ganadería.
 
Pasando por la edad media (de 472 a 1492 d.c., en la que los talleres artesanales familiares estaban soportados por la energía humana, animal, el fuego, el agua y la tierra eran los elementos básicos de la producción y una economía rural basada fundamentalmente en la agricultura y el comercio. Población eminentemente rural.
 
 
Posteriormente, en el siglo XVI y XVII época de las grandes colonizaciones en África, Asia, América y Oceanía, la economía estaba sustentada en la comercialización de los recursos naturales, la agricultura y la minería.
 
 
Siglo XVIII a principio del siglo XIX, La Revolución Industrial, se inició la creación de los primeros grandes talleres ya con principios de orden industrial, el uso de las primeras máquinas para la producción, usando la energía del vapor y el carbón para el movimiento de esta maquinaria, el auge del ferrocarril con sus máquinas de vapor para los traslados en gran escala de los productos industriales y agropecuarios, construyendo además gran cantidad de canales y carreteras para el traslado de mercancías y el crecimiento de la población urbana y la disminución de la población rural.
En esta época nace los conceptos: de proletariado, conformado por los campesinos pobres y los trabajadores industriales y la burguesía integrada por los dueños de los medios de producción y el capital y sus rentas. Esto dio origen a un gran descontento de las mayorías proletarias con el desarrollo de problemas laborales y sociales, protestas y nuevos pensamientos que perseguían la mejora de las condiciones de vida del proletariado, por la vía del sindicalismo, el socialismo o el comunismo.
Así mismo, el concepto de la contraparte, el capitalismo, basado en el usufructo de la propiedad privada y el capital como herramienta de producción así como el uso de la fuerza laboral para fines mercantiles.
 
 
En esta época también su tuvieron grandes cambios en el pensamiento, la reforma protestante de Martín Lutero y Juan Calcino cambió la mentalidad en la visión respecto al trabajo, donde el protestantismo considera al trabajo y al esfuerzo como un bien y un valor básico, al contrario del catolicismo que lo predica como un castigo consecuencia del pecado original.
 
 
La gran inconformidad del proletariado dio motivo a, La Revolución Francesa, segunda mitad del siglo XVIII, un conflicto social y político con varios peródos de violencia que cambió a Francia y al mundo.
La Revolución Francesa, marca el inicio de la época contemporánea en la historia, sienta las bases de la democracia y da origen a nuevos puntos de vista políticos basados en la soberanía popular, lo que motiva las grandes revoluciones del siglo XIX, así como los movimientos independentistas y reformistas de América.
Motivadores de estos movimientos los pensadores franceses Voltaire, Rousseau, Diderot y Montesquieu, con sus conceptos de libertad política, fraternidad e igualdad, fueron rompiendo las bases de las instituciones del Antiguo Régimen, motivando su caída.
 
 
 
 
En la segunda mitad del siglo XIX se desarrollaron los motores de combustión interna y la energía eléctrica soportaron un desarrollo tecnológico y económico acelerado sin igual hasta ese momento de la historia.
 
 
El Siglo XX, caracterizado por la producción industrial a gran escala con el uso indiscriminado de combustibles fósiles, petróleo, carbón, y sus derivados. Con un gran impacto negativo al medio ambiente.
En este siglo se dieron las mayores afectaciones y daños al medio ambiente, en un solo siglo, más que en toda la historia de la humanidad.
Se cambió totalmente el equilibrio natural. Y con este desequilibrio una gran presencia de fenómenos naturales provocados por el impacto negativo de la sobre explotación de los recursos naturales.
A finales del siglo XX, se inició la despoblación de las zonas rurales concentrando hasta el 70% de la población mundial en las zonas urbanas.
En las siguientes publicaciones continuaremos con la época actual y el futuro del siglo XXI.
 

“Descansando y haciendo adobes”

Related posts

Deja un comentario