CORRER ES VIDA 2a parte

Maratón de Roma

En esta segunda publicación de CORRER ES VIDA, les platicaré de como iniciar esta gran aventura que cambiará tu vida.



¡ARRANCAN!
 
Google images
Antes de comenzar cualquier actividad física, sobretodo si no la has realizado en los últimos meses, es necesario que te hagas un chequeo médico para que conozcas el estado real y las limitaciones de tu cuerpo antes de empezar a hacer ejercicio.
En un principio, aunque te encuentres en buen estado de salud, te podrás sentir preocupado por antiguos malos hábitos que hayas tenido en otros tiempos.
Google images
 
Si eres fumador o bebedor, es muy posible que al principio te resulte muy complicado y cuesta arriba dejar de fumar o de beber.
Ya es bastante duro dejar la vida sedentaria para cambiarla por una vida activa como para hacer cambios totales en forma repentina.
 
 
 
Una zancada de un no fumador, equivale a tres zancadas de un fumador, por el monóxido de carbono que inhala cada vez que fuma.
Google images
 
 Así como el tabaco, el alcohol impide la eficiente distribución del oxígeno en el cuerpo; corazón, músculos y tejidos pagan las consecuencias.
Los cambios hazlos en forma gradual, poco a poco, pero en  forma constante. Todos los días avanza en esos cambios, reduce tu consumo de cigarros día con día, tu forma de beber cámbiala cada vez. Y verás que así, sí es posible cambiar esos malos hábitos.
MI PROPIA HISTORIA…
Quiero compartir con todos ustedes como fue mi cambio de vida, como de una cama de hospital me he levantado y he avanzado hasta llevar ocho maratones corridos, espero completar el noveno en estos días.
Esto empieza en el año 2005… Con una vida totalmente sedentaria, para ir a la tienda de abarrotes más cercana a mi hogar me desplazaba en automóvil, a 200 mts de distancia.
El Adobero
Con una estatura de 1.75 mts y 102 kg de peso… Gordo.
Mis pasatiempos favoritos eran: ver televisión en el fin de semana, sentado en un cómodo sillón, comiendo todo tipo de botanas; leer, escuchar música, navegar por internet, escribir un poco, descansar, descansar… descansar, Siempre me sentía fatigado.
A mi manera de ver, yo hacía suficiente ejercicio en mi trabajo, en mis recorridos de supervisión de obras de construcción, caminatas sin ningún plan de acondicionamiento físico, simplemente como parte del trabajo que tenía por hacer.
Mi médico me dijo algún día, que eso no era ejercicio, que el ejercicio, en primer lugar se tenía que disfrutar y esto era parte del trabajo.
El Adobero
Adicto al trabajo, creo que hasta le fecha todavía. Adicto al cigarro, fumaba más de 20 cigarrillos al día. Con una dieta rica en grasas y carbohidratos, ricos antojitos mexicanos: gorditas, carnitas, tortas, consomé, tacos, enchiladas, tamales… ah! y unas ricas cheves ¡bien frías! o cuando menos una fresca y dulce soda.
En el mes de mayo de ese mismo 2005, como parte de los festejos del medio siglo de vida, me hice una revisión médica general; y ¡oh sorpresa!…
INDICADOR
RESULTADO
LÍMITES
Glucosa
293
100
Colesterol
377
200 a 239
Triglicéridos
1,968
150 a 199
Lípidos Totales
2,460
350 a 720
¡Al borde de un infarto!

 

Google images
Cinco días, internado en un hospital para estabilizarme, un mes de reposo, mucha medicina, dieta rigurosa. Urgente bajar de peso…
¡DIABETES!
AQUÍ EMPIEZA LO BUENO…
Como parte de la prescripción médica: Caminar 10 minutos diarios… ¿10 minutos?, ¿qué piensa este doctor: que no tengo nada mejor por hacer? 10 minutos, ¡qué exagerado!…
Google images
 
 
 
A regañadientes, empecé con ese “martirio”…Salía en la madrugada a darle una vuelta a la manzana de mi casa… regresaba lo más pronto posible… Poco a poco fue cambiando mi mal humor con esto, como que me empezaba a gustar…
 
 
 
 
Empecé a disfrutar de la tranquilidad y del fresco de la mañana, de esos momentos conmigo mismo, del canto de los pájaros y de las estrellas del firmamento, un nuevo punto de vista de maravillas que ya no recordaban que existían.
Google images
 
Mi vecindario está en una colina. Una mañana muy temprano caminé cuesta arriba y desde ahí disfrute un momento de la vista de mi ciudad… Se me ocurrió empezar a trotar cuesta abajo… 100 mts trotando, 100 mts caminando… llegué eufórico a mi casa, feliz.
 
Fui incrementando la distancia de carrera después de la caminata cuesta arriba. Me entró la curiosidad de ¿cómo le hacen para correr esas personas que lo hacen sin parar, mucho rato, mucho trecho…?
Google images
Me sentía cada día mejor. Empecé a visitar una unidad deportiva, a “correr” en la pista. El día que por primera vez le di una vuelta al estadio, 400 mts, ¡qué gran logro!. Un fin de semana logré cuatro vueltas, 1,600 mts, una milla; ¡que orgullo!, ¡que felicidad!, me sentí presumido, grande…
 
Un amigo de la universidad me dijo, no Pío, ten cuidado, a nuestra edad eso es peligroso, ya no estamos para eso… Cuán equivocado estaba.
 
Empecé a investigar, a leer, a aprender a correr.
El adobero 
Por allá del mes de octubre de 2006, un año después de mi primer trote, hice mi primera competencia en el centro de mi ciudad, Querétaro. Mi bendito Querétaro, bueno esa es otra historia. 12. 5 km… 1 hora con 15 minutos !que orgullo! En medio de tantos atletas, todos amigos, aún hoy sigue siendo mis amigos y su número se ha multiplicado, cientos, miles…
En la siguiente parte de Correr es Vida les platicaré algunas competencias y de mis maratones. Calculo que a la fecha con todo y los entrenamientos he corrido aproximadamente 20,000 km, la mitad de una vuelta al mundo.

 

“PENSAMIENTO POSITIVO”

adobero21@gmail.com

Related posts

Deja un comentario