A PROPÓSITO DE CATALUÑA Y MÉXICO. Autor: Jaime Font Fransi

Cataluña y México

Un par de años antes, en 1954, la Ciudad de México fungió como sede de los veinticuatro diputados que tenía el Parlamento de Cataluña


¿Sabías que el Parlamento Catalán hace poco más de 60 años tuvo su sede y votaron en la Ciudad de México?

¿Que el catalán Pau Casals interpretó nuevamente su música en Veracruz después de 11 años de protesta en contra del régimen totalitario de Francisco Franco?

¿Cómo lo hizo en México, podría ahora el Parlament o el President sesionar en Bélgica?


Ante la actual situación política e histórica que vive Catalunya en estos momentos no quise dejar pasar por alto algunos datos, quizás poco conocidos, sobre Catalunya y México.

La presencia de catalanes aunque en una reducida escala data desde la conquista misma (1521). El papel que jugó nuestro país fue verdaderamente importante sobre todo en la diáspora que sobrevino con el triunfo militar de Francisco Franco en 1939 sobre la República Española constituida democrática y legalmente desde 1931, acontecimiento que desembocó en el exilio de más de diez mil refugiados entre las que venía un nutrido número de catalanes de un alto nivel intelectual, cultural y artístico.

Pau Casals
Pau Casals

El virtuoso violonchelista catalán Pau Casals en el puerto de Veracurz en 1956 dijo: “que la esencia de Cataluña había sobrevivido en México tras el exilio”. La visita de Casals, que no había venido desde 1919, fue precisamente como un agradecimiento a nuestro país y al Presidente Lázaro Cárdenas por el respaldo que dio a la República Española y al apoyo brindado a los catalanes al ser acogidos en nuestro país.

En esa ocasión tocó Casals su instrumento por primera vez en público desde 1945, año en que las Fuerzas Aliadas después de vencer en la Segunda Guerra Mundial no hicieron nada contra el régimen totalitario de Francisco Franco. Fue en el cine Variedades del Puerto de Veracruz donde ofreció este emblemático concierto. Tres años después estuvo en Xalapa como jurado de un concurso de violoncello, y al siguiente año regresó a México para estrenar su obra “Pessebre” en el Fuerte de San Diego de Acapulco.

Un par de años antes, en 1954, la Ciudad de México fungió como sede de los veinticuatro diputados que tenía el Parlamento de Cataluña para sesionar y votar, quedando electo Josep Tarradellas como nuevo presidente de la Generalitat de Catalunya, después de la dimisión de Josep Irla quien había sucedido a Lluís Companys, éste último asesinado por el gobierno franquista en 1940.

 

President Carles Puigdemont
President Carles Puigdemont

Sin ser politólogo ni experto en historia, y menos de España y Catalunya, pero gracias a los lazos fraternales, sentimentales y de identidad cultural que me unen a mi tierra, me atrevo a formular la siguiente pregunta: ¿Sería posible que la Generalitat sesionara en otros países como lo hizo en México hace poco más de sesenta años? Sobre todo ahora que sabemos que el President Carles Puigdemont y otros miembros del Parlament están en Bélgica. ¿Qué validez o cómo contribuiría dicha situación para la nueva República europea?

 

Para leer sobre el tema:
Dolores Plá, “los exiliados catalanes” Instituto Nacional de Antropología e Historia (1999)
José M. Muriá “Breve Historia de catalanes en México” Instituto Nacional de Antropología e Historia de Jalisco (2012)

 

 


Participa con tus comentarios abajo en este mismo espacio.

Compártelo con tus amigos y así integraremos una comunidad pensante y positiva.

Date la oportunidad de enviar lo que produce tu pensamiento a:

adobero21@gmail.com

¡Hasta el próximo adobe!

 

Related posts

Deja un comentario