WTC LA ZONA DEL SILENCIO.

La Zona del Silencio
Ante los acontecimientos sucedidos en París en días anteriores, se ha acentuado el recuerdo de hechos similares sucedidos en el World Trade Center de New York, como coincidencia, de mi visita a este lugar el pasado 3 de Noviembre de 2015, quiero compartir con ustedes algunas reflexiones que me surgieron en ese momento y en ese lugar…

 
9/11-2001 New York en duelo
El Adobero
World Trade Center, remembranzas de una tragedia.
Muchas reflexiones en un solo lugar…
¿Porqué? no se entiende, ¿qué pasó y por qué sucedió?…
El Adobero
Silencio. Se siente la pesadez del dolor, la gente con el rostro austero, con respeto, llenando el aire de dolor. Camina despacio y quieto, observando el cielo como buscando: ¿de dónde?
Una gran cicatriz de la herida más grande hecha el gigante de la época actual: Los Estados Unidos de América.
El Adobero
El Adobero
Aunque la zona esté todavía en reconstrucción, existe un gran parque con dos fuentes, una por cada torre, andadores, árboles, buena arquitectura, pero mucho dolor.
El adobero
Actualmente se está construyendo un auditorio con forma de paloma, una magnífica obra plástica, buen escultor. Habría que investigar el destino final de esta obra y conocer su distribución para poder apreciar su arquitectura.
Un ambiente de reflexión, de introversión hacia las razones de la violencia contra el hombre por el hombre.
El Adobero
¿El museo de sitio, es una obra in memoriam, ¿de la gente que ahí perdió la vida? o ¿de la humanidad que ahí reflejó una de las más recientes de las venganzas?
El Adobero
La sobriedad del diseño es obligada, creo que el arquitecto realmente pudo expresar en su diseño no tanto el objeto arquitectónico de la exhibición, sino el gran impacto directo al alma de los visitantes.
El Adobero
Un recorrido al interior de la cimentación de una de las torres, con la exhibición de piezas de museo de la tragedia. Muchas reflexiones. La explicación en un auditorio moderno y bien presentado por la persona que hace sentir que la herida aún está viva.
El Adobero
Seguro estoy, de que tanto a mi como a muchos de los asistentes, que hemos dedicado toda una vida a construir o a hacer cosas positivas, ver esta exhibición de la destrucción, lo hecho por alguien, que como nosotros es un ser humano, es de un alto impacto emocional.
Duele, el saber de lo que es capaz el hombre contra el hombre.
Acto hecho, preciso y concreto, para destruir.
Construir implica una disciplina cuyo objetivo es dar al hombre la mayor calidad de vida, meditar muchos días y noches en el cómo se tiene que hacer las cosas para que el ser humano viva con mayor seguridad, con mayor confort, con mejor futuro.
Es hacer los proyectos correspondientes con la calidad suficiente para optimizar los recursos, programar la obra dentro del tiempo, dirigirla, controlarla y entregarla al usuario que al final es que le dará vida y hará que esas construcciones tengan trascendencia en el tiempo.
El Adobero
Observar las piezas rescatadas de esa destrucción; el cristal de una venta, uno de los 46,000 que componían en edificio. Cómo fue posible que dicha pieza se conservara intacta ante tanta destrucción. Mudo testigo de lo que el hombre es capaz de hacer y en su misma especie de destruir.
 
El Adobero
No es posible ver esto con la visión de un constructor. Ver los restos de la cimentación, los anclajes de los tirantes contra sismos, las piezas de la estructura metálica que aún se ven en los desplantes, en fin.
Me gana el coraje de ver como una obra magnífica, de muchos obreros, arquitectos, ingenieros, economistas, abogados, laboratoristas, y muchos, muchos más, fue tomada como un símbolo de la venganza…
¿Por qué la venganza?
¿Habrá realmente motivos para que el ser humano se auto destruya de esa forma?
¿Serán tan grandes las heridas provocadas por este país para que otro le infrinja ese daño, no tanto por la gente que se perdió en ese hecho, sino por el significado de golpear la parte más sensible del sistema capitalista del mundo actual?
Son actos que van más allá de la conciencia de las personas.
Vemos que somos elementos sin valor para los entes de la riqueza y el poder.
Nos rebasa el conocimiento real de la conducta de los gobiernos y de las ambiciones de poder a la conciencia del hombre de paz y bien.
El hombre contra el hombre.
Vida. Muerte.
Google images
El poder por el poder…

 

“PENSAMIENTO POSITIVO”

Related posts

Deja un comentario