DE LA NADA AL INFINITO. Autor: El Adobero

De la Nada al Infinito

El avance progresivo a través de las dimensiones superiores a las conocidas, es el camino al infinito…


La lectura del artículo de mi amigo Salomón Zamudio en El Adobero: “El Western de la Vida”, me ha motivado a compartir con ustedes una meditación que he hecho durante casi toda mi vida, desde mi infancia, cuando el Maestro Don Luis Aragón, mi maestro de matemáticas de la secundaria, en Morelia, Michoacán, me empezó a enseñar las primeras nociones de la geometría y su correspondencia con las matemáticas.


Mi disertación no la haré con las ecuaciones matemáticas de cada razonamiento, sino que la haré con los sentimientos y el razonamiento sencillo que es el que más entiendo y que puedo ser entendido por todos.

Todo inició cuando me pregunté cómo poder explicar la existencia de Dios desde un punto de vista sencillo que nos haga comprender como el Dios mismo ha creado mucho más de lo que nuestros alcances intelectuales pueden comprender, que no es un dios limitado que hizo en pausas lo creado, y que castigó a la especie humana por haber desobedecido un mandato irracional.

Las teologías de las diferentes religiones han creado un dios por demás humano, algunos con una imagen de un anciano con una gran barba blanca, otros con múltiples cabezas, algunos más con un gran ojo, otros como una serpiente emplumada, y así un sinfín de creencias muy cercanas al hombre. No digo que esto sea mentira, simplemente creo que esto forma parte de una gran dios que incluye a todas estas creencias.

Les pido a mis amigos lectores me tengan un poco de paciencia y me concedan la apertura de su corazón y su mente para, por lo menos, leer hasta el final este artículo.

El Punto
El Punto

EL PUNTO

Mi imaginación empieza desde lo más pequeño, lo ínfimo después de la nada, no tiene tamaño, no puede medirse simplemente es un algo. Un punto. El principio de todo y después de nada.

 

 

 

La Línea
La Línea

LA LÍNEA

Esa pequeñez insignificante se puede mover un punto tras de otro, poco, mucho, en forma continua, en una dirección o en otra, alrededor de otro punto, o simplemente sin sentido. Con ese movimiento se integra una línea. Ya empezamos a tener tamaño; longitud; forma: recta, quebrada, ondulada, circular, irregular, sin sentido. También tiene ubicación, está en algún lugar, y se mueve de un origen a un final o destino.

La Superficie
La Superficie

LA SUPERFICIE

Las líneas al desplazarse de un lado a otro forman las superficies, planas, con formas regulares o irregulares, triángulos, cuadrados, rectángulos, círculos y un universo tan grande como podamos imaginar.

Estas superficies tienen tamaño, desde el más pequeño que podamos imaginar, micras cuadradas y algo mucho más pequeño, hasta lo más grande billones de kilómetros cuadrados, o más.

Solamente tienen dos dimensiones, en general: largo y ancho. Tienen límites, inicio y fin. Está determinadas por líneas en movimiento y por tanto puntos en desplazamiento.

Son como las fotografías, se pueden ver e imaginar su forma en la realidad, sin embargo, son solamente imágenes. Imágenes, esa es la palabra exacta para nuestra descripción. No son la realidad, pero nos dan una idea de la misma.

 

La Materia
La Materia

LA MATERIA

Las superficies al desplazarse generan volúmenes, ya tienen tres medidas o dimensiones, largo, ancho, profundidad o altura. Se pueden tocar, percibir como materia. Un punto se puede ubicar en un volumen, igual que las líneas y las superficies.

La materia es de muchísimas clases, en la realidad son millones de millones de átomos y moléculas en movimiento. Ese movimiento se hace debido a la energía. Hay materia compuesta de otras materias, y la composición de muchas materias integradas puede integrar materia autónoma, organismos vivos.

Recuerdo que de pequeño, mi maestra Josefina de tercero de primaria nos enseñó que existía el reino animal, el reino vegetal y el reino mineral. Materia.

El Espacio
El Espacio

EL ESPACIO

En estos tiempos es mucho más fácil conceptualizar el espacio. En mi infancia yo entendía por espacio el firmamento donde se ubican los astros,

El espacio es la dimensión donde se ubica la materia. Hagan de cuenta como en el Google Maps, una pequeña munición se ubica en la superficie de una mesa, ésta en un local de una casa, esta casa en una colonia o ciudad, esta ciudad en un país, este país en un continente, este continente en un planeta, este planeta ocupa un lugar en lo que conocemos como espacio, sin embargo, todo es espacio.

Entre una materia y otra hay espacio, entre las moléculas de oxígeno, nitrógeno, carbono y otros elementos que forman el aire, hay espacio. Algunos dicen que el espacio es un vacío, sin embargo, el vacío no existe.

Hay un principio en los fundamentos de la física que dice que dos materias no pueden ocupar el mismo lugar en el espacio… y sin embargo, lo ocupan…

La dimensión donde se desplaza la materia es el espacio. Todo desplazamiento a través del espacio requiere energía, algunas partículas, micro energía, otras, energía de gran envergadura o macro energía. Ese vacío que suponemos entre los cuerpos, entre los planetas, etc. está lleno de energía, por eso digo que el vacío no existe.

El Tiempo
El Tiempo

EL TIEMPO

Uno de los conceptos de tiempo viene del desplazamiento de los cuerpos en el espacio, éstos al moverse de un lugar a otro lo hacen con velocidad, más lento, más rápido, ultra rápido, tan lento que pensamos que son materiales inanimados.

En física se dice que el tiempo es la dimensión consumida por el movimiento de una materia. La velocidad es igual a la distancia dividida entre el tiempo.

En la historia, el tiempo es la fecha en la que se suceden los eventos. En este concepto de mayor visión, los movimientos tienen un registro determinado en que sucedieron, una fecha. Aunque el concepto de fecha es un acuerdo arbitrario, la mayor parte de la humanidad ha aceptado como origen la teórica fecha del nacimiento de Cristo, como el año cero. Hacia atrás, antes de Cristo, hacia adelante, después de Cristo.

Se dice también que el tiempo va relacionado con los conceptos de potencia y acto. Para que una potencia, o posibilidad de ser de algo, se convierta en acto, o sea en realidad, un recurso indispensable es el tiempo. Esta es una característica de esta dimensión, existe la potencia y el acto. Un concepto característico de nuestra vida actual es el deseo de poder, esa capacidad de transformar capacidades en realidades, potencias en actos.

La vida es una sucesión de potencias y actos, para la cual es indispensable el tiempo.

Los Sentimientos
Los Sentimientos

LOS SENTIMIENTOS

La capacidad de tener sentimientos nos eleva a un nivel por encima del espacio y el tiempo, no están sujetos a esas dimensiones, aunque los actos realizados muchas veces influyen en la generación de sentimientos como la felicidad, el amor, el odio, la satisfacción, cuando estos sentimientos existen no están sujetos al tiempo en sí.

Una característica de los seres vivos son los sentimientos, son tan diversos como existe la diversidad en la vida, con diferentes alcances de acuerdo a cada especie.

Los sentimientos trascienden el espacio y muchos van muy por encima del tiempo. Están en otra dimensión. Trascienden a la vida, van muy por allá de ella.

Los sentimientos imperfectos, como el odio, la envidia, el rencor, la avaricia la ambición son sentimientos limitantes y propios de las dimensiones inferiores del espacio y el tiempo. Esos sentimientos no te permiten trascender hacia el infinito, por lo tanto están fuera del camino de al infinito.

Los sentimientos que elevan la perfección, como el amor, la comprensión, la misericordia, son sentimientos que sobrepasan las dimensiones del espacio y el tiempo, trascienden hacia las dimensiones subsecuentes, te llevan hacia el infinito.

El Pensamiento
El Pensamiento

EL PENSAMIENTO

La capacidad de pensar, con todas los procesos y capacidades, es una dimensión, que a mi criterio, va muy por encima del espacio, el tiempo y los sentimientos.

Para mi concepto, la capacidad de pensar va relacionada con, forma parte de o es el alma.

El pensamiento trasciende al espacio, en el pensamiento podemos salir de los límites de nuestro espacio físico, nos podemos desplazar a un infinito de lugares imaginables y otros que llamamos inimaginables.

El pensamiento trascienda al tiempo, en nuestro presente, con el pensamiento viajamos al pasado y podemos tener visiones del futuro.

El pensamiento, para mi concepto, está por encima de los sentimientos, aunque en una mezcla irracional, los buenos y malos pensamientos, generan buenos y malos sentimientos.

Del pensamiento viene la evolución del ser humano, solamente se generó la capacidad de pensar en los humanoides a través de los siglos. La capacidad de pensar ha auto generado una evolución en el ser humano que ha evolucionado hacia niveles de inteligencia con una gran capacidad de modificar su entorno, más para mal que para bien.

Por lo tanto el pensamiento trasciende a la vida, es la esencia misma del alma. En un nivel superior de lo que vemos, tocamos y sentimos.

 

Camino al Infinito
Camino al Infinito

EL CAMINO AL INFINITO

A partir de la dimensión de pensamiento, el paso hacia otra dimensión necesita quitarse los lastres de las dimensiones inferiores como son el espacio y el tiempo. En otras palabras es necesario dejar la esencia material del ser, es necesario morir.

En esta dimensión solo existe el acto eterno, no hay potencia. En lenguaje llano, dado que el tiempo es inferior, la eternidad es el único presente. No hay pasado, el futuro es presente. No existe la posibilidad de hacer, todo está hecho.

Aquí es donde difiero de los principios religiosos de la resurrección de la esencia material del ser. Al pasar a las dimensiones superiores, es irracional tener la posibilidad de regresar a dimensiones inferiores al volver a tener un cuerpo material. Sería totalmente ocioso regresar a estar vivos, cuando ya estaríamos en la eternidad. La muerte es el momento preciso de la resurrección en la eternidad.

Igualmente no creo en la interacción de un ser superior, sin esencia material, que tiene la posibilidad de regresar a interactuar con seres inferiores vivientes. Sin embargo, creo en la posibilidad; así como nosotros visualizamos el pasado y podemos vislumbrar el futuro, que los seres superiores puedan apreciar nuestros pasos y nuestra vida, así como nosotros podemos abrir un libro y ver las hojas del prólogo, luego la trama, regresar a la página inicial y podemos ver el final en el momento en que queramos; así es como creo que los seres de otras dimensiones puedan apreciar nuestras vidas. Mientras nosotros disfrutamos de nuestro libre albedrío.

El avance progresivo a través de las dimensiones superiores a las conocidas, es el camino al infinito. Ese infinito que contiene todo, que es un todo integrado, ese es el camino que nos lleva a Dios.

La Omnipotencia, la capacidad infinita de poder. Para mí, es una capacidad que, en la esencia divina, no existe, dado que en las dimensiones superiores no existe la potencia y el acto, dado que sobrepasa al tiempo. Dios está por encima de todos los poderes, es el acto perfecto, no tiene necesidad de poder. Es el poder infinito en un solo y único acto.

La Omnipresencia o sea la capacidad de estar en todas partes; al no tener esencia material; es de las capacidades más cercanas al ser después de la muerte.

La Omnisciencia o sea: la capacidad infinita del conocimiento, el saber todo, el saber el infinito, esta sí es una capacidad muy propia de Dios y a mí forma de pensar, es el principal camino hacia Él. En ese camino el ser se va perfeccionando hasta llegar a ser el ser puro, el todo perfecto, el conocimiento infinito.

Más Allá de nuestras limitaciones del Espacio y el Tiempo
Más Allá de nuestras limitaciones del Espacio y el Tiempo

Mi conclusión es que debemos vivir y disfrutar de nuestra esencia material en nuestro espacio y nuestro tiempo, cultivar buenos sentimientos y usar nuestras capacidades para generar pensamientos que nos eleven y trasciendan más allá de nuestras limitaciones del espacio y el tiempo, más allá de nuestra vida material.


Participa con tus comentarios abajo en este mismo espacio.

Compártelo con tus amigos y así integraremos una comunidad pensante y positiva.

Date la oportunidad de enviar lo que produce tu pensamiento a:

adobero21@gmail.com
pioxsalgado@eladobero.com

¡Hasta el próximo adobe!

Related posts

One Thought to “DE LA NADA AL INFINITO. Autor: El Adobero”

  1. Se puede hablar de la nada al infinito de los conceptos humanos de Dios (cada persona tiene uno diferente), pero lo importante, creo yo, es cuidar la sublime obra de su creación y evolución perfecta, al cuidarla a ella, cuidamos de nosotros y alabamos su sabiduría (la naturaleza nos lleva 4,995 millones de años de ventaja en pensar como hacer bien las cosas). Un saludo a todos los colaboradores de “El Adobero”

Deja un comentario