EL WESTERN DE LA VIDA. Autor: Salomón J. Zamudio Alfaro

El Western de la Vida

…la vida es una película, en el western como género se dan todas las situaciones, también se dan sorpresas, tenemos acción, romance, eventos inesperados…


Desde hace muchos miles de años, el hombre ha tenido necesidad de representar mediante iconos, partes de su vida, o trozos de su imaginación, para la posteridad, con el propósito de dejar un mensaje, o simplemente de heredar a los que vendrán después, algo de sí mismos. Es así como por medio de las pinturas rupestres diseminadas por todo el mundo en un sinnúmero de cuevas y cañadas el hombre antiguo dejó constancia de su expresión artístico-espiritual, como una forma de perpetuarse en el tiempo y lo más importante transmitir a otras futuras generaciones la prueba ineludible de su existencia.

Rituales Psico - Mágicos
Rituales Psico – Mágicos

Del mismo modo los hombres siempre han encontrado la manera de comunicarse entre sí, por medio de distintos caminos, los vivos con los muertos y los muertos con los vivos. Siempre se tienen mucho que decir, el hombre vivo tiende a comunicarse con los muertos mediante rituales psico – mágicos con el propósito de pedir consejo basados en las experiencias que el muerto, suponen debió tener o para que les comunique algún secreto que solo el muerto sabía. En cambio cuando es el muerto el que quiere entablar comunicación con el vivo, lo hace desde una postura menos egoísta.

El hombre que posee atributos artísticos, suele representar iconográficamente a través de su obra, ese mismo interés de comunicación para la posteridad que el hombre antiguo plasmó en sus representaciones. En todos ellos la idea de la muerte – vida está presente, en todos ellos hay dos tipos de lenguaje uno exotérico y otro esotérico. Es decir cuando el hombre, o sea el artista, plasma su obra aun en estado inconsciente dirige su mensaje hacia ambos estados de conciencia, que según el crecimiento interior del observador asimilará dicho mensaje en la frecuencia que éste lo requiera.

Así de esta manera, obras pictográficas o escultóricas o arquitectónicas, etc., siguen produciendo a lo largo de cientos o miles de años distintos sentimientos y emociones en las personas que las observan. Para la gran mayoría de las personas que no tienen este tipo de cualidades sin embargo el resultado de sus vidas produce algo muy parecido en el mundo espiritual. Ya hemos dicho que estamos representando una especie de obra de teatro en donde la justificación de tal cosa, se basa en el hecho de que estamos experimentando y obteniendo distintas lecciones con el propósito de aprender.

Los seres espirituales nos observan
Los seres espirituales nos observan

Pues bien, si nosotros somos los actores, el público es el mundo espiritual, es un hecho apabullante que nunca estamos solos, siempre y en todas las circunstancias somos observados, nuestra vida, para los seres espirituales, es como si nosotros estuviéramos observando una película, un western en donde sabemos que al final los buenos, van a obtener la recompensa y los malos se van a quedar con un palmo de narices. Pero, como en todas las películas de este género, hay sorpresas y lo mismo sucede en nuestras vidas.

En el mundo espiritual suceden muchas cosas que nosotros todavía no alcanzamos a comprender, a veces recibimos ayuda, otras al contrario, cuando ya parece que todo se va a componer y que no podemos caer más abajo, para nuestra sorpresa las cosas se ponen peor, lo que es un hecho es que al final de la película, retrospectivamente nos damos cuenta que las cosas fueron como debían ser y que recibimos las lecciones que necesitábamos ni más ni menos.

Las experiencias sirven a ambos propósitos, el mundo espiritual también se beneficia de nuestras enseñanzas y estas a través de nosotros sirven para situaciones más elevadas. Todo está comunicado y todo tiene transferencias energéticas, es así como retroalimentamos nuestra existencia con el mundo espiritual y este con el de nosotros. Desde hace mucho tiempo se ha tenido plena seguridad de esta situación, por ejemplo para los antiguos griegos esta transferencia entre dioses y humanos era muy familiar, a tal punto que los dioses departían con los humanos produciendo a los semidioses y a otras criaturas mitológicas. O, más aun, resultaba tan doméstica esta situación, como en el caso de Sócrates que fue sentenciado en razón de que su daemon no pertenecía al panteón de espíritus de la comunidad, que sumado a la acusación de corrupción provocaron su muerte.

Así mismo en el mundo antiguo este conocimiento de transferencia, se dio en casi todas la civilizaciones antiguas, fue hasta la época del cristianismo, que la alta jerarquía pintó una raya para hacer menos familiar la relación con el mundo espiritual y volver esta relación más ritual es decir más distantes entre sí. Sin embargo la tendencia actual es la de regresar a nuestros principios y parte de ello es la relación con el mundo espiritual. Si observamos detenidamente cómo se comportan las distintas clases sociales respecto a las relaciones espirituales, veremos que entre más sencilla es la clase social, mayor familiaridad respecto a esta transferencia energética se observa.

Chamán
Chamán

Entre las clases más pobres y desamparadas, surge una figura muy importante para estas comunidades, el chamán, o chamana, brujo o bruja, que sirve como enlace entre los dos mundos el aparentemente real y el espiritual. Hay grandes ejemplos de estos personajes a los que dedicaremos una disertación uno de estos días. Por ahora baste con aceptar la tremenda misión que estos personajes ejecutan en beneficio de ambos mundos, es decir la transferencia que el eminente científico mexicano Jacobo Grinberg – Zylberbaun llamaba lattice.

Actualmente el estudio continuado de la física cuántica ha puesto en el aparador esta comunicación, descrita bajo distintos nombres y conceptos, pero que al fin y al cabo describen la misma cosa, que hay una tremenda comunicación entre la realidad y la no realidad, desde luego la no realidad se refiere a lo que captamos con nuestros cinco sentidos y la realidad es lo que sucede en las dimensiones superiores o sea el mundo espiritual.

 

 

Recibimos ayuda espiritual
Recibimos ayuda espiritual

Queridos nietos, como dice el título de esta disertación, la vida es una película, en el western como género se dan todas las situaciones, también se dan sorpresas, tenemos acción, romance, eventos inesperados, a veces nuestra inteligencia natural nos ayuda a salir de tal o cual situación y otras definitivamente recibimos ayuda espiritual, pero siempre vamos hacia adelante y siempre estamos compartiendo energía con las otras dimensiones, ellos somos nosotros y nosotros somos ellos, lo importante es reconocer este hecho y verlo desde la distancia, para comprender cuan importantes somos.


Participa con tus comentarios abajo en este mismo espacio.

Compártelo con tus amigos y así integraremos una comunidad pensante y positiva.

Date la oportunidad de enviar lo que produce tu pensamiento a:

pioxsalgado@eladobero.com
adobero21@gmail.com

¡Hasta el próximo adobe!

 

Related posts

Deja un comentario