LA LEY DE LA ATRACCIÓN. Autor: Mona Lisa

La ley de la Atracción

La ley de la atracción es una fuerza que jala hacia nosotros aquello que deseamos o que tememos.


Todo en lo que concentremos nuestra atención; un pensamiento, una fuerza, una manifestación de energía, tiene el poder magnético de atraer cosas iguales. Cuando pensamos, transmitimos vibraciones que son tan reales, como las vibraciones de la luz, calor, sonido y la electricidad. En la vida cotidiana muchos aparatos emiten ondas electromagnéticas, y el hecho que no podamos ver, oler, escuchar o sentir esas vibraciones no significa que no existan.

La ley de la atracción es una fuerza que jala hacia nosotros aquello que deseamos o que tememos.

Si estás lleno de amor, recibirás amor
Si estás lleno de amor, recibirás amor

Un ser humano lleno de amor percibirá amor por todas partes y atraerá hacia si mismo, el amor de los demás. Quien alberga odio en su corazón recibe una gran cantidad de odio inclusive mayor que el que puede soportar. Quien se despierta por la mañana de mal humor, consigue que toda su familia se ponga de mal humor antes desayunar. Quien se levanta con el ánimo de luchar y salir adelante, suele enfrentar las dificultades hasta que finalmente las supera y logra su objetivo, todo está en la mente, en lo que pensamos y deseamos….

Todos queremos mejorar muchos aspectos de nuestra vida, y uno de los más nos preocupa es el del dinero, la prosperidad y la abundancia. En este sentido tambié funciona la ley de la atracción.

 

 

Mente positiva
Mente positiva

Mente positiva

Lo que determina nuestro estado de ánimo y grado de FELICIDAD o infelicidad frente a una situación o problema está determinado por la ACTITUD que tomamos frente a estos casos.

La Actitud es el resultado de una lucha interna que se libra en nuestra mente entre dos extremos opuestos: positiva y negativa; el angelito y el diablito.

Recuerda y parte de: “Solo Yo tengo el Poder de DECIDIR”.

Si permito que las situaciones me alteren, y no sé cómo controlar, cómo reaccionar ante ellas y no puedo evitar que afecten mi actitud. Si queremos dejar a un lado el pesimismo y tener una actitud positiva, te voy a dar unos consejos para que transformes tu vida y puedas ser mejor persona….

1. Relájate, respira hondo…
2. Actúa.- haz lo que estás pensando
3. Ve siempre el lado positivo de las cosas
4. No juzgues

Cuando más excitado y temeroso estés, más rápidamente tus pensamientos irradiaran de ti y atraerán hacia tu vida personas y situaciones afines a lo que estás deseando o temiendo.

La Ley de atracción es esencial para la comprensión de la condición humana y se afirma que es un imán viviente, de forma inevitable para tu vida y para aquellas personas y situaciones que estén en armonía con tus pensamientos dominantes.

Las almas gemelas se atraen. Los pájaros del mismo plumaje van juntos en bandadas.

Todo lo que en tu vida hayas atraído hacia ti, lo has hecho por la clase de persona que eres y especialmente por tu forma de pensar.

La ley de la atracción actúa en todas partes y en todo momento.

Podemos tener más, ser más y hacer más, porque podemos cambiar y mejorar como personas.

Podemos cambiar nuestros pensamientos dominantes por medio de un riguroso ejercicio mental.

De la persona que utiliza la ley de la atracción de un modo positivo se dice que tiene suerte. Esta es sin duda otra manera de intentar explicar por qué tantas buenas cosas y tanta gente provechosa se ven acogidas en el seno de la vida de aquellos que tienen muy claras sus metas y son optimistas.

La gente feliz atrae a otras gentes felices
La gente feliz atrae a otras gentes felices

La gente feliz y alegre parece que atrae a otra gente alegre y feliz.

La persona que posee conciencia de prosperidad, parece que encuentra ideas y oportunidades para atraer entusiasmo, felicidad, gratitud, amor y dinero.

La otra cara de la moneda es tener buenas emociones y buenos sentimientos.

Sabes cuando llegan esos sentimientos y emociones positivos, porque te sientes bien. Siente: el entusiasmo, la felicidad, la gratitud y el amor.

Imagina que puedas sentir eso todos los días…

Es imposible sentirse bien y tener pensamientos negativos al mismo tiempo. Si te sientes bien es porque tienes pensamientos positivos. Puedes conseguir lo que te propongas en la vida, no hay límites.

Pero hay una condición; has de sentirte bien, y si piensas en ello, llegará lo que siempre has deseado. En realidad, la ley es perfecta. Si te sientes bien, estas creando un futuro que seguirá la senda de tus deseos,

Si te sientes mal, te estás desviando de tu senda
Si te sientes mal, te estás desviando de tu senda

Si te sientes mal, estas creando un futuro que se desviará de la senda, de tus deseos. La ley de la atracción está actuando en cada segundo.

Todo lo que pensamos y sentimos está creando nuestro futuro.

Recuerda si estas preocupado o tienes miedo estas atrayendo más de lo mismo a tu vida.

Cuando nos sentimos bien, forzosamente se debe a que tenemos pensamientos positivos. Por lo tanto estás en el camino y estás emitiendo una poderosa frecuencia que atraerá más cosas buenas que harán que te sientas bien.

Atrapa esos momentos en los que te sientes bien y exprímelos. Está consciente de que te sientes bien, de que estás atrayendo más cosas buenas.

Tus sentimientos son tu mecanismo de retroalimentación para conocer tu frecuencia.

Cuando estas negativo bloqueas la entrada de tu propio bien porque estas en frecuencia negativa.

Cambia tus pensamientos y dirígelos hacia lo que quieres. Entonces es cuando puedes utilizar tus sentimientos para conseguir rápidamente lo que deseas en tu vida.

Cambia tu realidad
Cambia tu realidad

Crea tu propia realidad empieza ahora a sentirte sano, puedes empezar a sentir prosperidad, puedes empezar a sentir el amor que te rodea, aunque no esté presente…

Así que, cuanto mejor te sientas, más atraerás las cosas que te ayudarán a sentirte bien y eso te ayudará a levantar tu ánimo, tu autoestima, tu ego. Cada vez te sentirás más alto, mucho mejor en todos los sentidos con la gente que te rodea, en todo tu entorno familiar, en el trabajo, con tu familia, pero sobre todo contigo mismo.

Y recuerda siempre que el poder de la mente es circunstancial. Tú dependes de lo que quieras hacer, para bien o para mal, en tu vida, sólo está en creer, sentir y vivir lo que deseamos en nuestra vida….

Mi vida depende de mí y de nadie más… Recuerda que para estar bien con los demás primero debo de estar bien conmigo misma, la mente es mágica, poderosa maravillosa, es increíble. Todo lo podemos lograr, para bien o para mal, en nuestra vida, en todos los aspectos.

Exitosa, triunfadora, feliz
Exitosa, triunfadora, feliz

Yo decido si soy exitosa, si soy triunfadora, si soy plenamente feliz, o infeliz. Yo decido si soy una mujer de retos o fracasos.

Si pudiera envolver todos mis pensamientos en el amor, si pudiera amar a todas las personas y cosas de la misma manera, mi vida se transformaría.

Aquello en lo que más piensas o enfocas es lo que se manifestará en tu vida.

Imagina la vida como si fuera un río que transcurre rápido. Si actúas para hacer que algo suceda, sentirás como si fueras contra corriente. Será duro como una lucha.

Si actúas para recibir del Universo, sentirás como si estuvieras fluyendo con la corriente del rio. No sentirás ningún esfuerzo. Ese es el sentimiento de la acción inspirada y de fluir con el Universo y con la vida.

 

 

Pide. Ten fe. Recibe
Pide. Ten fe. Recibe

Recuerda siempre:

Si deseas algo, pídelo y siéntelo. Y deja que el Universo te traiga lo que más convenga a tu vida.

• PIDE
• TEN FE
• RECIBE

Gracias espero sus comentarios y apoyo

Mona lisa

¡Hasta la próxima!


Participa con tus comentarios abajo en este mismo espacio.

Compártelo con tus amigos y así integraremos una comunidad pensante y positiva.

Date la oportunidad de enviar lo que produce tu pensamiento a:

pioxsalgado@eladobero.com
adobero21@gmail.com

¡Hasta el próximo adobe!

 

Related posts

Deja un comentario