TEMPLO Y CONVENTO DE LA SANTA CRUZ DE LOS MILAGROS. Autor: Jaime Font Fransi

Templo y Convento de la Santa Cruz de los Milagros

Sus orígenes se remontan a la fecha misma de la fundación de la ciudad de Santiago de Querétaro…


Jaime Font nos regala en esta ocasión un artículo a cerca de otro más de los monumentos de nuestro Querétaro Barroco. El monumento emblemático de la fundación y evangelización de Querétaro.


Batalla del San Gremal. Fundación de Querétaro
Batalla del San Gremal. Fundación de Querétaro

Fue uno de los grandes conjuntos conventuales franciscanos del siglo XVII, y junto con Santa Rosa de Viterbo uno de los mejor conservados. Aún mantiene la función para el que fue construido, ya que entre sus muros sigue habitando una nutrida comunidad de hermanos de la orden del Santo de Asís. Sus orígenes se remontan a la fecha misma de la fundación de la ciudad de Santiago de Querétaro, pues en este sitio tuvo lugar la mítica batalla entre los conquistadores otomíes cristianizados y sus aliados españoles contra los insumisos chichimecas en 1531, año en el que se realizó una pequeña ermita, acompañada de unas celdas muy rústicas, y un pequeño hospital de indios que pudieron haber estado en el lugar que hoy día ocupa la capilla de la Asunción, a un costado del templo de la Santa Cruz. La iglesia actual y el primer claustro se construyeron hacia 1640, y vinieron a sustituir a una pequeña capilla anterior de 1613.

Su extensión total fue de casi 60,000 metros cuadrados y estaba emplazado en la parte superior de la Loma del Sangremal en la entrada del camino Real de la Ciudad de México. Para 1683, se estableció en este convento el primer Colegio Apostólico para la Propagación de la Fe de toda América, y de éste recinto partieron los misioneros evangelizadores hacia la Sierra Gorda y la Alta California, encabezados por fray Junípero Serra. Y en ésta misma fecha se construyó el crucero, la sacristía, el camarín y el coro del templo actual. En 1712 se erigió la capilla del Calvarito a un costado del Templo, y frente al Camino Real.

 

 

Templo de La Cruz durante el sitio de Querétaro. 1867
Templo de La Cruz durante el sitio de Querétaro. 1867

En 1735, llegó el agua del acueducto que erigiera el Marqués de la Villa del Villar del Águila, D. Juan Antonio de Urrutia y Arana, a la caja repartidora y a la fuente del muro poniente del convento para ser distribuida a los claustros y fuentes de los conventos y plazas de toda la ciudad. En 1860, a raíz de la exclaustración de los frailes franciscanos, el inmueble también funcionó como cuartel y hospital militar. En 1867, Maximiliano de Habsburgo fue confinado en calidad de preso en una de las celdas del convento. Para 1879, una parte del mismo fue devuelta a los misioneros, pero, no fue hasta 1946 que regresó en su totalidad a manos de los franciscanos, situación que ha prevalecido hasta nuestros días.

Templo y Convento de la Santa Cruz
Templo y Convento de la Santa Cruz

El templo nos muestra una gran fachada con agregados de diferentes épocas. La portada original es de corte clasicista, al igual que la de la capilla de la Asunción, pero permanece oculta tras el gran volumen que está enfrente a manera de vestíbulo de acceso o nártex, y que seguramente iba a ser el basamento de una torre central de clara filiación neoclásica semejante a la del templo del Carmen en Celaya de Tresguerras. En el segundo cuerpo del altar mayor de estilo neoclásico se encuentra la cruz que dio origen al primer símbolo del asentamiento queretano. La torre original de tres cuerpos y cupulín, está relegada a un segundo plano, pero aun así, participa como eje vertical de la composición, dándole una proporción muy adecuada a todo el conjunto.

Colegio de la Santa Cruz (Querétaro, Mexico (Texas Before The Alamo). Fotografía: Bill Millet.
Colegio de la Santa Cruz (Querétaro, Mexico (Texas Before The Alamo). Fotografía: Bill Millet.

Destacan además del templo, las capillas y el convento, el espléndido claustro del siglo XVII con su original fuente al centro. Es digno de hacer mención el sofisticado sistema hidráulico que parcialmente aún se conserva en el convento. En él, podemos apreciar el manejo, almacenamiento y conducción de las aguas pluviales a través de las cubiertas abovedadas de todo el conjunto hacia los amplios algibes. La presencia de acueductos, lavaderos, pozos, baños para los frailes, fuentes, albercas y depósitos de agua le dan un sentido y orden muy especial al diseño y ubicación de los espacios, lo cual nos permite entender el alto valor que le daban las órdenes religiosas al manejo y cuidado del agua.


Participa con tus comentarios abajo en este mismo espacio.

Compártelo con tus amigos y así integraremos una comunidad pensante y positiva.

Date la oportunidad de enviar lo que produce tu pensamiento a:

adobero21@gmail.com

¡Hasta el próximo adobe!

Related posts

2 Thoughts to “TEMPLO Y CONVENTO DE LA SANTA CRUZ DE LOS MILAGROS. Autor: Jaime Font Fransi”

  1. Juan Llosa Orpzcp

    Me gusta la historia de Queretaro, favor de felicitar a Jaime Fong

  2. Anónimo

    Es maravilloso hablen del Convento y Templo de la Cruz lo recuerda y lo vive uno lo grandioso de su obra y de sus obras históricas.
    Felicidades de Felipe de Jesús González Marin.

Deja un comentario