LLUVIAS DE MAYO Autora: Guadalupe Mendoza Alcocer

Plano del Sitio de Querétaro 1867

…Hablan de los dos chubascos que acaban de caer y de cómo mandaron a las “muchachas” a barrer las azoteas y las zotegüelas…


Monumento a Mariano Escobedo
Monumento a Mariano Escobedo

Faltan tres días para que termine mayo, el calor se vuelve insoportable, en la mesa del comedor oigo decir a los amigos del abuelo que por fin terminó “El Sitio de Querétaro”, que justo a medio mes, “el día quince de mayo”, las fuerzas republicanas comandadas por el General Mariano Escobedo vencieron al ejército imperial de Maximiliano, e hicieron prisionero al emperador y a sus máximos generales: Miguel Miramón y Tomás Mejía. Pocos días después fueron juzgados en el Teatro de Iturbide, se les halló culpables de traición a la patria y fueron condenados a la pena capital.

Todos dicen que terminó el sitio de Querétaro, los conservadores lo pregonan con tristeza, los liberales lo repiten con voz de triunfo, mi abuelo los sienta a todos, amigos desde niños, en torno a una misma mesa y todos hablan y hablan. Yo lo que veo es que aunque se rompió el sitio, las carencias de la ciudad siguen siendo las mismas: el pan y la tortilla racionados, muchas de las fuentes públicas contaminadas por la sangre de los heridos, falta de medicinas y de la falta de carne, leche y frijol, ni hablar.

Hay ratos que prefiero escuchar lo que dice mi abuela, ella platica en el zaguán con las vecinas. Hablan de los dos chubascos que acaban de caer y de cómo mandaron a las “muchachas” a barrer las azoteas y las zotegüelas, a la segunda lluvia le llaman “la de la esperanza”, porque con la azotea limpia el agua que baja por las gárgolas se puede recoger en grandes tinajas, la filtran y por fin se vuelve a tener agua fresca en las destiladeras. Las mujeres que hablan con mi abuela dicen que pobrecito de Maximiliano cuando Napoleón III retiró al ejército francés y lo dejaron a su suerte, dicen que Carlota regresó en 1866 a Europa para solicitar refuerzos y solo encontró puertas cerradas y se fue solita a su Castillo de Miramar y nunca supo de los versos que escribió don Vicente Riva Palacios y que se popularizaron en todo México adaptándolos para diversas situaciones:

Adiós mamá Carlota, adiós mi tierno amor…

Tampoco se sabe de la suerte que corrieron “los Belgas de Carlota”, ese batallón que envió Leopoldo de Bélgica, padre de la Emperatriz de México para que estuvieran a su servicio. (La Doctora Ángela Moyano, investigadora e Historiadora especializada en el siglo XIX realizó una exhaustiva investigación con el mismo nombre que aparece entrecomillado. La publicación aún está a la venta) De cierto se sabe de más de algún belga que formó familia mexicana.

Lugar del fusilamiento de Maximiliano, Miramón y Mejía
Lugar del fusilamiento de Maximiliano, Miramón y Mejía

Del 15 de mayo al 19 de junio, fecha en que los prisioneros fueron fusilados en el Cerro de las Campanas la “Vox Populi” ha dejado muchas consejas que yo aún no puedo verificar. Una importante línea indica que Victor Hugo, figura de la cultura francesa, escribió al Presidente Benito Juárez abogando por la vida del Emperador Maximiliano. Por su parte, Concha Lombardo, la mujer del General Miramón escribió varias cartas al Presidente Juárez solicitando un indulto a quién luchó en 1847 en el Castillo de Chapultepec. El Caso de Tomás Mejía es diferente, una década atrás, teniendo cautivo a una de las cabezas republicanas, Juárez o Escobedo, Mejía les perdonó la vida. Después del juicio de mayo de 1867, el presidente Juárez le ofreció el indulto a lo que Mejía contestó: – muero con mi Emperador Maximiliano.

El Barrio de la Cruz al terminar el Sitio de Querétaro
El Barrio de la Cruz al terminar el Sitio de Querétaro

Ya en el mes de junio las lluvias se regularizaron y la vida de la ciudad se fue normalizando, solo las cúpulas, las torres mochas por los cañonasos, de los templos y las campanas fundidas para hacer parque y cañones tuvieron que esperar décadas para recobrar su brillo, el lustre de “las Glorias de Querétaro” (Ficción histórico-literaria)

 

Guadalupe Mendoza Alcocer

ICOMOS.UMQ.UAQ

guayus@hotmail.co

 


Participa con tus comentarios abajo en este mismo espacio.

Compártelo con tus amigos y así integraremos una comunidad pensante y positiva.

Date la oportunidad de enviar lo que produce tu pensamiento a:

adobero21@gmail.com
pioxsalgado@eladobero.com

¡Hasta el próximo adobe!

Related posts

Deja un comentario