MIS RECUERDOS DE LA AVENIDA EZEQUIEL MONTES (4ª). “LA META DE LA VUELTA CICLISTA” Autor: Gonzalo Guerrero Renaud

Av. Ezequiel Montes de Madero a Hidalgo

En la mencionada esquina, afuera de La Norteña, allá a principios de los años 70, fue el punto de llegada de una etapa de la “Vuelta Ciclista” que recorría el país…


Gonzalo Guerrero nos presenta ahora la cuarta parte de su serie sobre la Avenida Ezequiel Montes, de una de las zonas más populares del Querétaro del siglo XX, esta zona es una de las que tienen más historia, tanto de la antigua calzada como de la Avenida Ezequiel Montes del siglo XX…


CUADRA DE HIDALGO A MADERO

En la esquina con Hidalgo, en la acera poniente estaba el bar La Norteña. Más adelante, en el número 31, había una casa muy bien construida que, según me contó mi papá, fue del General Federico Montes, militar revolucionario que fue gobernador interino de Querétaro al menos dos veces, entre 1914 y 1915, y luego vivió ahí don José “Don Pepe” Borja, que era dueño de la Ferretería Borja (que estuvo en Corregidora esquina con Independencia, en el centro). Luego había una vecindad, donde ahora arreglaron y le llaman, “La Vecindad del Agua Limpia” y que, por cierto, ahí están las oficinas de la Secretaría de Movilidad del municipio, a cargo de Mauricio Cobo Urquiza (mi reconocimiento por su entrega y profesionalismo), que es donde tienen a su cargo el proyecto de mejoramiento de esta calle y muchas otras de la ciudad.

En la mencionada esquina, afuera de La Norteña, allá a principios de los años 70, fue el punto de llegada de una etapa de la “Vuelta Ciclista” que recorría el país. El contingente de ciclistas llegó a eso de las 2 de la tarde y había gran cantidad de público. Mi hermano Javier y yo fuimos a ver la llegada. Una vez que el ganador de la etapa cruzó la META, nos acercamos a felicitarlo, al igual que muchos asistentes, y posamos para la “foto”, la cual salió publicada al otro día en algunos periódicos nacionales. Si no mal recuerdo, en el periódico “Novedades” salió en primera plana dicha foto.

Más adelante está la papelería “Durán”, que estimo se instaló a fines de los años 70. Al sur de ese establecimiento vivía una señora de apellido Canterbury de González (creo que se llamaba María de la Luz) en cuya casa tocaba yo la puerta cada mes para ir a recaudar la cooperación que ella daba (al igual que unas 30 personas más) para ayudar a las personas más necesitadas de la parroquia de Santa Ana. Y es que, durante un tiempo, en dicha parroquia, tuve la función de hacer dicha recaudación, la cual entregaba a Don Pedro Ramírez, quien, a su vez, apoyado por un comité parroquial, hacían compras y entregaban ayudas a los necesitados, basados en un padrón y en el conocimiento que tenían de los habitantes de la zona. Ese tipo de actividades me parecen muy dignas de reconocerse y de promoverse.

Funerales Hernandez
Funerales Hernandez

Siguiendo con nuestro recorrido por la acera poniente, hacia el sur, frente a la calle de Balvanera, donde hoy es Funerales Hernández y una oficina del Servicio de Empleo, hubo una fábrica de telas que se le conocía como “La Bonetera”. Dicha fábrica cerró por causa de una huelga que duró muchísimos años. Yo recuerdo de, por lo menos, unos siete años que vi a los trabajadores huelguistas haciendo guardia afuera del edificio, resguardados en una tienda de campaña hecha a base de lona, sobre la banqueta (que afortunadamente para ellos, la banqueta era muy ancha en esa parte)… ahí estaban esperando una solución… finalmente, por el año 76 o 77, desalojaron y derribaron la fábrica. Tiempo después, a mi papá lo contrataron para tirar los últimos muros y sacar el escombro y yo tuve la oportunidad de participar en esa labor y saber lo que es cargar varios viajes de escombro con pala arenera. Lo bueno fue que, luego de varios viajes cargados, nos fuimos a comer unos ricos tacos de “Moronga” al mercado Hidalgo en el puesto de “Lupita la del Pollo”.

Av Ezequiel Montes. Acera Oriente
Av Ezequiel Montes. Acera Oriente

Siguiendo con la cuadra entre Hidalgo y Balvanera, pero en la acera oriente, en la esquina con Hidalgo estuvo una abarrotera llamada “La Teresita”, que atendía la familia Tapia. Los nietos del encargado (o dueño) eran contemporáneos míos y de mis hermanos en la escuela. Se apellidaban Tapia Saucedo y se llamaban Javier, Juan Carlos, Sergio y Gabriel. Varios de ellos destacaron jugando Voleibol.

Enseguida, hacia el sur, hubo un local en el que vendía hamburguesas el abuelo de otro amigo y colega, Jesús Pozas García y, sobre la banqueta, por las noches, por muchos años, vendió gelatinas con rompope el papá de otro amigo y colega, Javier Almanza Escobedo.

Poco más al sur estuvo la Cremería Gala, que era de don Manuel de Alba y su esposa Chela. Ahí yo iba a comprar jamón, queso, crema y otros productos. Enseguida de ese local, está una casa, que era de don José Montes Mancilla, que estuvo casado con la señora Carmen Lara. Don José era mi tío por el Mancilla, ya que la mamá de mi abuela paterna era Soledad Patiño Mancilla, y mi abuelita era Luz Rodríguez Patiño. Continuando hacia el sur, había una cantina propiedad de una señora a la que le decían “Guillermita”, que vendía una bebida llamada “Prodigiosa”, muy del agrado de quienes ahí acudían. Más adelante vivía una familia de apellidos Vargas Macedo. Caminando otro poco más llegábamos a la Ferretería “La Calzada”, propiedad de una familia de apellido Guerrero (que no eran nuestros parientes). Al final de la cuadra se encuentra la oficina del Ingeniero Benjamín Castro Polo, un conocido valuador y fundador del Colegio de Ingenieros Civiles de Querétaro.

Restaurante Las Monjas
Restaurante Las Monjas

Cruzando la calle de Balvanera, sobre la acera oriente, se encuentra hoy el restaurante “Las Monjas”, en lo que fue la casa del “Zorro Luque”, que también llegó a ser gobernador del Estado. Y casi enfrente, cerca de la esquina está una casa de la familia Siurob, descendientes de don José Siurob, que también fue gobernador de Querétaro.

Instalaciones del periódico Noticias
Instalaciones del periódico Noticias

Regresando a la acera oriente, siguiendo hacia el sur Se encuentra la oficina y taller del periódico “NOTICIAS”, el donde trabajé, primero como voceador, desde el año 1973, recién inaugurado, y posteriormente trabajé como reportero entre los años 1983 y 1984. Recuerdo que en una de las primeras ediciones, en abril de 1973, en la sección deportiva salió una foto de dos conocidos jugadores del equipo de futbol América, Carlos Reinoso (chileno) y John Kerr (de origen escocés) y un amigo de la secundaria, el hoy médico Mario Alcántara Estrada, me comentó que le parecía que el periódico era bueno, porque traía buen material del ámbito deportivo nacional e internacional. En dicho periódico, en los años en que fui reportero, tuve la oportunidad de conocer, tratar y aprender de personas como don Rogelio Garfias Ruiz, el profesor Manuel Guevara Castro, de el “Tigre” Antonio Sánchez Hernández, de Sergio Arturo Venegas Alarcón (que entonces publicaba su columna Tablero y publicó también una muy buena serie de entrevistas a personajes queretanos llamada “Los Gobernadores”), Jorge Vargas Sánchez, Sergio Miranda Sánchez, el Sr. Luna De La Rosa, don Luis Arias González, Lino López Nieves, de los fotógrafos Lamberto Cervantes (qepd), Raúl Servín, Francisco Camacho y algunos más.

 


Participa con tus comentarios abajo en este mismo espacio.

Compártelo con tus amigos y así integraremos una comunidad pensante y positiva.

Date la oportunidad de enviar lo que produce tu pensamiento a:

adobero21@gmail.com

¡Hasta el próximo adobe!

Related posts

Deja un comentario