TEMPLO Y CONVENTO DE SAN AGUSTÍN. Autor: Dr. Jaime Font Fransi

Fachadas del Templo de San Agustín

Todo el conjunto claustral es una verdadera sinfonía de formas y símbolos que se eleva con gran suntuosidad…


Jaime Font nos describe en este artículo uno de los monumentos más importantes del México Barroco del siglo XVIII: el Templo y Convento de San Agustín en Querétaro.


Exconvento de San Agustin en el año de 1885
Exconvento de San Agustin en el año de 1885

Uno de los conjuntos religiosos más sobresalientes del barroco del siglo XVIII en Santiago de Querétaro es el templo y convento de San Agustín. Las gestiones para la construcción de los primeros espacios se remontan al año de 1723, un año después de haber sido aprobada su fundación, y corrieron a cargo de Fray Luis Martínez Lucio, fraile al que se le atribuye el proyecto y construcción de este gran monumento de piedra queretana conocida como cantera. También existen algunas versiones de la participación de Mariano de las Casas en su diseño.

Retablo Principal del Templo de San Agustín
Retablo Principal del Templo de San Agustín

Una primera obra fue bendecida en 1728. El templo, tal y como lo conocemos hoy día fue terminado en 1736. En 1745 fue dedicado a la advocación de María Santísima de los Dolores. En su interior, existieron nueve retablos barrocos de madera dorada y estofada que sucumbieron ante la furia impositiva de los tiempos políticos y del arte neoclásico del siglo XIX. Siglo al que pertenece el actual retablo del altar mayor con su esbelto y original ciprés o baldaquino y cuyo diseño se le atribuye al arquitecto celayense Francisco Eduardo Tresguerras.

Cúpula del Templo de San Agustín
Cúpula del Templo de San Agustín

El templo está resuelto en forma de cruz latina, y en el crucero del mismo, se encuentra una de las cúpulas octagonales más originales de la ciudad. En ella, podemos observar sobre las pilastras exteriores del tambor a los ocho arcángeles músicos, así como las combinaciones geométricas de azulejos sobre cada uno de sus gajos. En colores azul y blanco que simbolizan a la Virgen de los Dolores. En su interior están los doce apóstoles también en cantera, ocho en las esquinas del tambor, y cuatro en las pechinas. La inconclusa torre profusamente labrada en piedra le da un sello distintivo muy especial al conjunto.

Portada Principal del Templo de San Agustín. Imagen del libro Museo de Arte de Querétaro Joya del Barroco en América 2013
Portada Principal del Templo de San Agustín. Imagen del libro Museo de Arte de Querétaro Joya del Barroco en América 2013

La portada principal de cantera nos muestra en sus tres cuerpos un barroco salomónico poligonal con seis nichos sobre peanas en las calles laterales, donde se encuentran las siguientes imágenes. En orden ascendente y de derecha a izquierda: San Agustín, San Francisco, Santa Rita de Casia, Santa Mónica, San Juan Evangelista y Nuestra Señora de los Dolores. La portada remata el tercer cuerpo con un Cristo de cantera inmerso en un nicho profusamente decorado y en forma de cruz.

Atrio con la Caja de Agua de San Agustín
Atrio con la Caja de Agua de San Agustín

Sobresale el atrio que por su larga escalinata esquinada le da un realce muy señorial al templo dentro del concierto de la traza urbana de la ciudad. Hasta mediados del siglo XX se ubicó en esta esquina una caja de agua o alcantarilla, construida en piedra de la región bellamente tallada y que ostentaba el escudo de la orden. Un corazón inflamado atravesado por una flecha símbolo del amor agustino hacia Dios. En el mismo lugar, actualmente se localiza la escultura que lleva por título: “El Ángel” del maestro Leonardo Nierman.

Claustro de San Agustín. Imagen del libro Museo de Arte de Querétaro Joya del Barroco en América 20
Claustro de San Agustín. Imagen del libro Museo de Arte de Querétaro Joya del Barroco en América 20

De todo el conjunto conventual destaca, sin duda, el extraordinario claustro. Uno de los mejores ejemplos del arte barroco en América. Es de dos pisos de alto, y cuenta con vistosas y coloridas bóvedas de arista, así como una gran fuente mixtilínea que corona el patio. Destacan los hermes de cada una las pilastras. Personajes jóvenes y viejos que se apoyan sobre una sola pierna. Toda la decoración esta tallada en cantera rosa y con una gran profusión de formas que entrelazan elementos naturales con personajes y seres mitológicos. En las claves de los arcos podemos ver algunas alegorías, atributos y personajes de la orden regular de los agustinos tallados sobre veneras o conchas marinas. En ellas, podemos identificar, a San Agustín y su madre Santa Mónica. Dos libros, seguramente en alusión a los escritos por el Santo de Hipona: “Las Confesiones” y la “Ciudad de Dios”. También aparece el báculo episcopal, la tiara papal, el tintero con la pluma, el sombrero pastoral y algunos santos de la orden.

Sirenas, Elefantes, Leones y Pegazos en las Enjutas Arcos PA. Imagen del libro Museo de Arte de Querétaro Joya del Barroco en América 20
Sirenas, Elefantes, Leones y Pegazos en las Enjutas Arcos PA. Imagen del libro Museo de Arte de Querétaro Joya del Barroco en América 20

Es interesante observar en las enjutas de los arcos de la planta alta, toda suerte de seres mitológicos zoomorfos de corte grecoromano que sobresalen de entre exuberantes follajes de hojas de helecho y acanto. Elefantes, águilas o pelícanos, caballos o pegasos, una especie de felinos y monos que luchan como si quisieran salir de entre la petrificada decoración fitomorfa.

Conjunto del Clasutro de San Agustín. Imagen del libro Museo de Arte de Querétaro Joya del Barroco en América 20
Conjunto del Clasutro de San Agustín. Imagen del libro Museo de Arte de Querétaro Joya del Barroco en América 20

Todo el conjunto claustral es una verdadera sinfonía de formas y símbolos que se eleva con gran suntuosidad mostrando la sensibilidad artística de los seguidores de San Agustín. Un patio, que a todas luces intenta sintetizar en sus piedras la cosmovisión religiosa de la época. Finalmente, la gruesa y ondulante cornisa que remata las cuatro fachadas le sirve de marco al cielo azul que queda irremediablemente atrapado dentro de éste espléndido escenario barroco.

 


Participa con tus comentarios abajo en este mismo espacio.

Compártelo con tus amigos y así integraremos una comunidad pensante y positiva.

Date la oportunidad de enviar lo que produce tu pensamiento a:

adobero21@gmail.com

¡Hasta el próximo adobe!

Related posts

Deja un comentario