LOS MEX-GRINGOUS. Autor: El Adobero

Mex - Gringous

Vamos a llamarnos “mex-gringous” a todos los mexicanos enamorados de nuestro país, que nos hemos visto envueltos en una cultura global sin fronteras…


El Muro
El Muro

Los mexicanos hemos reaccionado en forma solidaria ante las amenazas de Donal Trump, presidente de los Estados Unidos de América, con una gran variedad de opciones donde hacemos patente nuestro nacionalismo y amor por la patria.

Me he encontrado con algunas expresiones, sobre todo en las redes sociales, que inclusive hablan de sacrificio con sangre para defenderla. Otros incitan que realicemos grandes bloqueos a tiendas transnacionales, no adquiriendo los artículos que ahí ofrecen, para hacer valer nuestra “gran capacidad” de compra y con nuestro castigo obliguemos a que los dueños de esas transnacionales sientan en donde más les duele, su bolsillo, el bloqueo de los mexicanos y los obliguemos a que se manifiesten en contra de Donald Trump.

Otros se han envuelto en la bandera nacional del “Facebook” para arrojarse desde las alturas de su “muro”, emulando a los “Niños Héroes”, para hacer conciencia de que es momento de heroísmo electrónico para lograr la solidaridad que tanto requiere nuestro México.

Los políticos han aprovechado esta coyuntura, no sin antes dar gracias a las alturas, porque la atención y tensión nacional ha abandonado temas como la corrupción política y la ineficiencia gubernamental, para tomar un nuevo blanco universal, Donald Trump.

Soy Mexicano
Soy Mexicano

Otros han expresado un gran rechazo por todo lo que huela a “gringo”, llegando a tomar tintes de lo que tanto nos lastima de las expresiones de Trump, el racismo.

Estamos muy lastimados, poco reflexivos y nada inteligentes. Quiero en este artículo hacer algunas reflexiones de esas actitudes de “falso nacionalismo” que se hacen en la calentura de la novedad, Donald Trump.

 

 

LOS “MEX-GRINGOUS”

Vamos a llamarnos “mex-gringous” a todos los mexicanos enamorados de nuestro país, que nos hemos visto envueltos en una cultura global sin fronteras.

Nos encantan las expresiones en inglés para hacer valer nuestra gran preparación académica y capacidad económica de gente de mundo, para calificar personas, hechos y circunstancias.

Nos encanta tararear canciones y baladas insulsas que por estar en inglés no sabemos lo que expresan pero nos hacen ver muy “cool”.

Somos muy nacionalistas y de gran patriotismo, pero si tenemos los recursos, bien o mal habidos, no podemos dejar que nuestros hijos sean educados en México porque su futuro sería de tercermundistas. Por ejemplo: los podríamos mandar a hacer su primaria a Atlanta, Georgia.

Millennials
Millennials

Si de casualidad somos de ese mínimo porcentaje que tuvo o tiene acceso a la educación superior en México, aspiramos a que a la brevedad podamos lograr algún papel que avale que hemos logrado estudios de postgrado en el extranjero, o de perdis aspirar a algún diplomado en alguna universidad “on line” para poder presentarnos ante las empresas “gringas” y aspirar a algún puesto de “manager” de esos que solo son para los “milennials”

Si nos gusta del deporte, tenemos que comprar “Gadgets” y “outfit” de marcas “Nike”, “Adidas”, “Under Armour”, y muchas otras. Tenemos que tomar bebidas energéticas, de esas milagrosas, que nos darán un mayor rendimiento, “Powerade”, “Gatorade”, etc. Debemos pacticar el “Fitness”, el “rúnnin”, el “ironman” etc para estar en forma.

Estamos perfectamente conectados con el mundo. Tenemos nuestro “Facebook”, nuestro “Twitter”, nuestro “email”, nuestro “link”, etc, a través de nuestro IPod, IPad, IPhone, Samsung, nuestra notebook, nuestra “lat top”, nuestra “PC” de marcas: Mac, IBM, Microsoft, Apple, Sony, Vimeo, y otras. Software, aunque sea pirata, de Microsoft, IBM, Apple, etc

Debemos hasta la camisa, para emular a nuestros vecinos del norte, a las tarjetas de crédito VISA, MASTERCARD, AMERICAN EXPRESS, en tal monto, que si nos cobraran hoy a todos los cuentahabientes, tanto mexicanos como americanos, no tendríamos los recursos para poder pagar esos pasivos.

Público Mexicano de los Raiders
Público Mexicano de los Raiders

También, entre nuestras aficiones, está el fútbol americano NFL, el tenis, el Basquetbol de la NBA, el béisbol de la MLB, y si nos alcanza la quincena tipo diputado, podemos tomar el avión en calidad turista y asistir a algún partido de los Cow Boys de Dallas y los Oilers de Houston, o si somos mortales, cuando menos asistir al estadio azteca a un partido de los Raiders contra los Oilers, y murmurar (porque no nos lo sabemos) orgullosamente el himno de los Estados Unidos con la mano derecha en el pecho antes que el himno nacional mexicano y antes de iniciar las acciones.

Nos sentimos realmente realizados de tener capacidad económica para visitar los “malls” de San Antonio, Laredo y otras ciudades de los “United States”, aunque nuestras compras sean en las ofertas de los “outlets”.

También somos de los filósofos de celular, que nos sentimos muy orgullosos del ex presidente Obama, recalcando que éste sí fue un “gran humanista y amigo de los mexicanos”, a pesar de que en su administración nuestro peso mexicano se devaluó más del 70% y junto con su secretaria de estado Hilary Clinton deportaron más de 3 millones de mexicanos ilegales a nuestro país y ahora estamos totalmente indignados porque Donald Trump nos amenaza con deportar entre 2.5 y 3 millones de mexicanos indocumentados.

Ya hasta somos capaces de irle al equipo de los Estados Unidos de fútbol soccer en los mundiales por ser nuestros vecinos consentidos.

En fin, nos encantan las “gringas”, los “gringos” y los demás, con tal de que no hablen español.

Este conjunto de características no las describo en forma peyorativa sino que el objetivo es hacernos ver, primero, que esto es parte de la cultura global actual y segundo que las expresiones patrioteras no tienen un valor real, sino solamente son como la calentura del mexicano, que se enfría al tercer…

Corrupción
Corrupción

“MEXICANOS DE CARNE Y HUESO”

Tenemos que ubicarnos en una realidad, nos encontramos en una situación histórica privilegiada en cuanto a la calidad de vida de los mexicanos, a pesar de pobreza extrema que nos aqueja. La clase media tiene una calidad de vida muy cercana a la vida de los americanos, a pesar de que debamos hasta los “chones”.

Tenemos coches a crédito, más de los que caben en las ciudades. Tenemos viviendas de buena calidad, que pagaremos hasta que nos muramos y eso si no algún diputado inteligente se le ocurre hacer una reforma a la ley para que las deudas hipotecarias de vivienda sean heredadas por los hijos, nietos y así sucesivamente generación tras generación.

Tenemos miles de problemas, salud para todos, pero de tercera, educación para todos, pero sin asegurar su calidad, derechos laborales para todos, pero hasta donde no se afecte a las grandes empresas.

Y tenemos, lo más importante, gobiernos ineficientes, que nos han llevado a una quiebra financiera y crisis social que sufriremos, por lo menos, durante tres generaciones más.

“MEXICANOS INTELIGENTES”, (“SMART MEXICAN”)

En esta coyuntura, los mexicanos tenemos que ser muy inteligentes y aprovechar este momento histórico. Es ahora o nunca.

Propongo cuatro acciones fundamentales para lograr sacar avante a nuestro país de este escenario complicado de este inicio del siglo XXI.

Unidad Social
Unidad Social

Unidad

El concepto de unidad parece un elemento de ficción para nuestro país. Desde la época prehispánica, nunca estuvimos integrados como nación. Y a través de los siglos, nuestro país ha caminado en la historia en medio de saqueos, traiciones y fanatismo, que para conveniencia de algunos, se han visto favorecidos por la falta de unidad del pueblo.

Este divisionismo ha sido el fertilizante rico que ha hecho florecer la riqueza y el poder en unos cuantos. Es como lo dijo aquel emperador romano, —- padre de Constantino: Para tener Unido al Imperio, hay que dividirlo.

Es el momento histórico cuando este país, al verse débil ante el imperialismo, puede salir fortalecido, pero solamente con un sentido de Unidad Nacional.

Nuestro problema radica, en torno a quién nos uniremos y quién o quiénes serán los iconos que convocarán a esa unidad. No creo que sean los políticos, creo que su época ha llegado a su fin. Deberá emerger de una revolución social pacífica de ciudadanos que auténticamente puedan ser elementos de unión ciudadana. Parece una utopía, pero para México, ésta es su única esperanza.

Legalidad
Legalidad

Legalidad

El principio de legalidad es el que soporta a cualquier sociedad.

En el caso de Donald Trump, es muy importante reconocer que todas las acciones que ha tomado hasta la fecha están dentro del marco jurídico de su país. Nada ha ejecutado fuera de ese marco legal.

Por el contrario, en el caso del Gobierno de México, el universo de actos obscuros y fuera de la legalidad, parecen ser cotidianos y de tanto repetirlos parecen normales y hasta se perciben como legales.

En el caso de los migrantes es muy importante tener presente que al entrar a otro país sin respetar el marco legal establecido, tanto internacionalmente con en el propio país destino, este conjunto de personas están actuando fuera del marco legal.

Por ello es muy importante restablecer el respeto irrestricto al marco legal establecido en nuestro país y en muchos casos realizar las reformas políticas y jurídicas necesarias para adecuarlas a la realidad actual de nuestro país.

Es muy urgente reducir a su mínima expresión el universo de grupos políticos en el poder y en los partidos, México requiere abatir la cantidad de políticos que viven de los impuestos y asegurar que el sistema resultante sea totalmente inmune a la corrupción social y económica.

Modernización de la Educación
Modernización de la Educación

Educación

Tenemos que trabajar muy fuerte en la educación, no solamente intensificar la calidad de la educación formal, sino abrir las oportunidades de capacitación a toda la población.

Para poder abrir nuevas oportunidades, tenemos que prepararnos, generar capacidad de administración a los futuros pequeños empresarios, a los futuros operadores de maquinaria, etc.

Tenemos que intensificar la investigación, la creación de tecnología propia para poder aspirar a tener una industria propia fuerte y autosuficiente.

Calidad
Calidad

Calidad

La imagen del indio mexicano echando siesta bajo un cactus, es una imagen que parece solamente hecha para el diseño de las artesanías. Sin embargo, actitudes cotidianas nos identifican en mucho con ese concepto.

San lunes, hago como que trabajo porque ellos hacen como que me pagan, tiempo extra solo si me pagan, ahí se va, me vale madre, que se chingue, etc. Son frases que nos identifican y actitudes que tomamos, según nosotros, para desquitarnos el patrón que nos explota.

Nada más erróneo, los más afectados con ello, hemos sido todos los mexicanos, nuestros hijos y al paso que vamos nuestros nietos y bisnietos.

Es urgente que nos convirtamos en fanáticos de la calidad, fanáticos de la puntualidad, de la formalidad, de no poner pretextos, para poder competir en el mundo entero con productos y tecnologías propias de los mexicanos, todos tenemos que ser apóstoles de la calidad.

Tenemos que más de lo mínimo establecido, sin mediar o esperar pago extraordinario, tenemos que obviar parte del descanso para producir más y con calidad.

En nuestra vida personal, familiar, social, laboral, profesional, empresarial, etc. Tenemos que convencernos que esto es el camino que llevará a México a otros estatus de calidad de vida.
Esto es lo que realmente podemos hacer por nuestro México, además de envolvernos en la Bandera Nacional y mentarle lo más querido a nuestro admirado vecino del norte.


Participa con tus comentarios abajo en este mismo espacio.

Compártelo con tus amigos y así integraremos una comunidad pensante y positiva.

Date la oportunidad de enviar lo que produce tu pensamiento a:

adobero21@gmail.com

¡Hasta el próximo adobe!

Related posts

Deja un comentario