EL PRIMER NACIMIENTO. Autor: Manuel M. de la Llata

Nacimiento en la Cueva

Han pasado más de setecientos años desde que fue instalado el primer nacimiento navideño…

 


Publicado en el Heraldo de Navidad de 1985

En el primer siglo, anterior a la venida al mundo del esperado Mesías, Jesús de Nazareth; el Emperador Romano César Augusto promulgó un edicto ordenando un empadronamiento general y por esto, Cirino, Gobernador de Siria, procedió a su ejecución.

José, el esposo de María, pertenecía a la familia de David, y para cumplir con lo ordenado, un poco antes del nacimiento de Jesús, ambos partieron de su residencia en Nazareth en Galilea para empadronarse en la Ciudad de David llamada Belén en la Judea.

Como José y María no encontraron alojamiento en Belén se vieron en la necesidad de refugiarse en una gruta y ahí tuvo lugar el nacimiento de Jesús, el Redentor de la humanidad. Para que reposara el Santo Niño, fue depositado sobre la paja de un humilde pesebre.

El Ángel Anunciando el Nacimiento de Jesús
El Ángel Anunciando el Nacimiento de Jesús

Un ángel enviado por Dios les anunció la Buena Nueva a unos pastores que cuidaban sus rebaños en los campos cercanos, mientras que en las alturas, los Coros Celestiales cantaban alabanzas y decían “Gloria a Dios en lo alto de los Cielos y paz en la Tierra a los hombres de buena voluntad”.

Los pastores llenos de gozo adoraron al Santo Niño Dios, y lo mismo hicieron tres Reyes Magos que llegaron ahí guiados por una estrella.

1223 años después del Nacimiento del Mesías, San Francisco de Asís tuvo la inspiración de instalar un Nacimiento Navideño para recordar el feliz acontecimiento y para orar y rendir homenaje a Dios que se hizo hombre.

San Francisco de Asís
San Francisco de Asís

Francisco Bernardone nació en Asís, Italia, en el año de 1182, y era hijo de acaudalado comerciante. Durante su juventud, Francisco disfrutó plenamente de los placeres que proporciona la riqueza material y entre sus numerosos amigos se distinguió por su temeridad y osadía: así como por su claro saber.

En el año de 1206, Francisco se vio agobiado por una grave enfermedad y durante ella se sintió llamado por Dios y decidió cambiar su vida para vivir en la pobreza y para dedicar sus empeños al servicio de sus semejantes; desparramando entre ellos amor y caridad.

Descalzo y cubriendo su cuerpo con una túnica atada con un cordón, Francisco se alejó de su familia y dio principio a una ejemplar obra de penitencia y de caridad. Recorrió los pueblos y los castillos predicando la Misericordia de Dios y dando amor, consejo y ayuda a todos los que encontraba en su camino. Su ejemplo pronto rindió frutos y Francisco se vio rodeado de antiguos amigos y por admiradores, dos de estos fueron sus discípulos orientados por su humildad y sabiduría:

En el año de 1209, Francisco visitó Roma y el Papa Inocencio Tercero lo autorizó para que formara su Comunidad Franciscana y lo nombró Ministro General y Diácono. Tres años después de establecida la Comunidad de la Orden Franciscana, ésta ya contaba con sesenta Monasterios en distintos lugares de la tierra.

Más tarde y estando su Comunidad ya esparcida por el mundo entero, fray Francisco decidió vivir en la soledad y en la penitencia, y para eso eligió el Monte Alveme, en la tierra donde había nacido. Estando en ese lugar fray Francisco tuvo una revelación divina y con ella aparecieron en su cuerpo cinco llagas semejantes a las que marcaron el Santo Cuerpo de Jesús Crucificado.

El Primer Nacimiento hecho por San Francisco de Asís
El Primer Nacimiento hecho por San Francisco de Asís

En diciembre de 1223, fray Francisco se encontraba en la Ermita de Fonte Colombo y ahí le pidió a su amigo Juan Vellita quien era Caballero de la Tercera Orden Franciscana que le permitiera usar una gruta que se encontraba en los bosques de la tierra de Creccio, que era de su propiedad, para instalar en ella un Nacimiento Navideño que recordara y glorificara el Nacimiento del Divino Niño Jesús, y que para hacer esa evocación ya tenía la autorización del Papa Romano.

Don Juan Vellita se entusiasmó con la idea y desde luego prestó su valiosa ayuda para formar apropiadamente el Nacimiento. Entre el buey y el asno, y colocada sobre la paja de un pesebre, se puso una piedra que serviría de Altar para que ahí en la celebración de la Misa de Navidad, descendiera real y verdaderamente Jesucristo tomando la forma de la hostia sagrada.

Pronto se extendió la noticia de la instalación del Nacimiento Navideño, y el dia 24 de diciembre de 1223 llegaron a la gruta cientos de visitantes de las villas y de los castillos y aún de lugares lejanos.

También llegaron en procesión con antorchas encendidas y cantando letanías, los religiosos de las Ermitas de Ponte Colombo y de Poggio. Bustone y todos quedaron maravillados ante un acontecimiento jamás antes admirado.

Primer Belem y San Francisco de Asís
Primer Belem y San Francisco de Asís

Fray Francisco, revestido con los ornamentos de Diácono y con su voz dulce y privilegiada, cantó la Misa Navideña y predicó el Evangelio haciendo que brotaran lágrimas en los ojos admirados de los emocionados concurrentes. La voz armoniosa del celebrante y los cantos navideños resonaron profundamente en el bosque tal como resonaron en la tierra los cantos de gloria de los Coros Celestiales, cuando el Divino Niño Jesús nació en la gruta de Belén.

El creador del Nacimiento Navideño, fray Francisco Bernardone, falleció en Santa Marta de los Ángeles, en el mes de octubre de 1226, y en el año de 1228 fue canonizado por el Papa Gregorio Noveno para ocupar un lugar en los altares, en los que es venerado como San Francisco de Asís.

Han pasado más de setecientos años desde que fue instalado el primer nacimiento navideño y esa grata y piadosa costumbre aún perdura en nuestros días; para recordar a los hombres que todos somos hermanos ante el amor y la misericordia de Dios, de Jesús Redentor, de Jesús de Nazareth


!FELIZ NAVIDAD PARA TODOS LOS LECTORES Y AMIGOS DE EL ADOBERO. QUE EL NIÑO DIOS LOS BENDIGA Y TRAIGA LA PAZ EN SUS HOGARES!


Participa con tus comentarios abajo en este mismo espacio.

Compártelo con tus amigos y así integraremos una comunidad pensante y positiva.

Date la oportunidad de enviar lo que produce tu pensamiento a:

adobero21@gmail.com

¡Hasta el próximo adobe!

Related posts

Deja un comentario